Home > Columnas > Gobernanza del agua en Guatemala

Gobernanza del agua en Guatemala

///
Comments are Off

Crisol Literario

´Modelo Participativo de Gobernanza del Agua para Guatemala´ fue el título del foro nacional que recientemente el Observatorio Económico Sostenible realizara en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-, los principios de Dublín establecidos en 1992 y la organización OECD de la Unión Europea. El evento ha sido patrocinado por la Agencia USAID del pueblo de los Estados Unidos de América y la Universidad del Valle de Guatemala con la colaboración de Funcafé, Asíes y D-RTI international.  El proyecto Observatorio Económico Sostenible funciona como un centro de investigación que hace análisis basado en evidencia para incidir en políticas públicas de desarrollo económico y social sostenible.

Este marco es de gran aporte para la sostenibilidad del recurso hídrico, valdría la pena que la mesa técnica gubernamental para la gestión del recurso hídrico, agua y saneamiento continúe fortaleciendo el acercamiento de intercambio de experiencias para reforzar  la administración del recurso en las Cuencas y Microcuencas del país. Se identificó que Guatemala es un país con superávit del recurso hídrico, estimando anualmente un promedio de 100 mil millones de M3 de agua que corre tanto subterráneamente como superficialmente, mientras que el consumo no llega a un 25 por ciento de la disponibilidad total anual del agua. De este porcentaje, el 77 por ciento se utiliza para riego, el 16.2 por ciento para consumo humano y 6.7 por ciento para la industria. Así mismo, se indicó que el recurso hídrico tiene una participación del 70 por ciento  en la composición del PIB de Guatemala.

De las aguas residuales (1,600 millones de M3) producidas anualmente solamente el cinco por ciento reciben tratamiento adecuado (Segeplan 2011). No obstante las mejoras en cobertura de servicios, numerosos hogares carecen de agua segura para consumo y servicios de saneamiento (Bastarrechea 2012). Los panelistas coincidieron que uno de los aspectos clave es la gestión pública del recurso mediante diálogo entre actores, fortalecimiento de mancomunidades y un marco legislativo que incluya la creación de una autoridad nacional autónomo para la gestión descentralizada del recurso, fortaleciendo la organización social alrededor del agua.

El escenario a futuro de la crisis social a consecuencia de la escasez del vital líquido (H2O) asociado al cambio climático se vislumbra desde una reducción de la cantidad de agua (en un 26%) a nivel nacional entre 2015 y 2050, producto del incremento en temperatura y disminución de lluvias; así mismo, el 43% de la población podría verse sometida a estrés hídrico para el 2020, incrementando a 64% para 2050 (se explicó en la conferencia inaugural). De estas estadísticas producidas en el estudio investigativo del observatorio se deriva la importancia de retomar los principios sobre Agua y Desarrollo Sostenible declarados en la carta de Dublín (1992): A. El agua es un recurso finito y vulnerable, esencial para el desarrollo, B. La participación de los usuarios, planificadores y políticos es la base administrativa para de la gestión del recurso, C. La mujer desempeña un papel fundamental en la gestión del Agua y D. El agua tiene un valor económico en sus diversos usos y debería reconocérsele como un bien económico.

El mensaje central del foro es: “La gestión territorial del agua basada en cuencas hidrográficas facilita y promueve un adecuado manejo del recurso hídrico, gestión que debe iniciarse descentralizadamente desde lo local reconociendo la necesidad de una autoridad central autónoma que coordine y articule la gestión del recurso hídrico”. Ahora bien, desde este espacio #Crisol Literario se valora el aporte del Observatorio Económico Sostenible, sugiriendo ampliar la base de consenso para ganar cobertura en legitimidad, desde la base social guatemalteca.

No obstante las 350 fichas (boletas) llenadas y que aún faltan algunas por ser entregadas por actores relacionados con el tema (lo cual, está muy bien), una medida adecuada para mayor y mejor legitimidad, sería presentar y exponer el modelo a la mesa técnica gubernamental encargada de la gestión del Agua y Saneamiento del Gabinete Específico de Desarrollo Social y al Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural -Conadur- incluyendo a los Codede, Comude, Cocode´s orientados a la gestión de cuencas y microcuencas, cooperativas y sector privado ampliado; para luego, presentar el proyecto delante del Congreso de Guatemala para su consideración.  Esto sería formidable.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/04/24/medicion-multidimensional-de-la-pobreza/