Home > Columnas > La tecnología, aliada en la protección del ambiente

La tecnología, aliada en la protección del ambiente

Lugar Hermenéutico

El siglo XXI nos ha salido al encuentro de avances tecnológicos inimaginables aplicados a todas las áreas del desarrollo humano.  De la misma manera que nos ha ubicado con índices de contaminación y degradación ambiental, quizá solo superados por los niveles que los países impulsores de la primera revolución industrial contaminaron en su momento.

Sin embargo dichos países son en gran medida en la actualidad promotores de tecnologías amigables al medio ambiente lo cual por supuesto es por demás aplaudible, sin embargo fuera aún mejor si la transferencia tecnológica para países como el nuestro, llamados en vías de desarrollo fuera más ágil, rápida y de menor inversión, aunque en términos relativos merece la pena preguntarse que sale más caro a mediano y largo plazo para una sociedad.

De acuerdo con expertos, los impactos al medio ambientes se deben fundamentalmente a tres factores: el tamaño de la población, la búsqueda de su bienestar y el acceso a la tecnología que tenga la referida población. Y es este último elemento la variable que puede reducir los impactos negativos que los dos primeros tengan en la salud de los ecosistemas.

Por ejemplo, aportes como los de la bióloga Janine Benyus con la introducción al concepto de Boionmimetica, conocida también como la innovación inspirada por la naturaleza, en la cual expone que es justamente la naturaleza la mayor fuente de inspiración para innovar en el mundo.  Es en este sentido que vemos ejemplos de campos solares que emulan a los girasoles en su forma de captar la energía, trenes de alta velocidad inspirados en veloces aves entre diversos ejemplos de optimización de recursos y altos niveles de eficiencia.

A su vez el impulso que cada vez toman conceptos como la biorremediación, que es la utilización de hongos y bacterias para descontaminar las aguas residuales que viene a constituirse como una tecnología viva a favor del progreso sostenido, o bien la energía generada por la diferencia de temperatura entre la superficie del agua de los océanos y el fondo marino, la cual puede darse por la enorme absorción de energía solar en estas masas de agua, aunque es poco conocida a esta forma de energía se le llama Termal.

Ahora mismo lo que estamos realizando al leer este diario digital es un enorme paso en la optimización de recursos en cuanto a utilización de papel, tintas de impresión, maquinaria y una larga cadena de suministros y canales de distribución, con el agregado que incluso nos da la oportunidad de interactuar y crear vínculos de conocimiento entre quien lee y escribe.

La tecnología viene siendo entonces esa luz al final de un enorme túnel en el cuidado y protección de nuestro planeta, el punto es quizá cuanto están dispuestos los países a invertirle a esta apuesta o bien seguir esperando las dádivas del mundo desarrollado o a filantropía de las grandes corporaciones.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/04/24/en-el-mes-de-la-tierra-celebrar-la-naturaleza/