Home > Columnas > El libro que Thelma Aldana nunca escribió

El libro que Thelma Aldana nunca escribió

La Picota

Cuando Thelma Aldana era Magistrada de la Corte Suprema de Justicia, inició su campaña para ocupar el puesto de Fiscal General. Los astros debían alinearse a su favor y por eso necesitaba acumular puntos, para que su hoja de vida pasara el primer filtro en la Comisión de Postulación.

Entre los requisitos estaban las maestrías en derechos humanos, que eran facilitadas por algunas universidades. Otro de los aspectos que sumaba puntos era haber publicado libros, un tema difícil para la arribista magistrada, pues entre sus dotes no estaba la de investigadora, mucho menos escritora. Por suerte, se vio rodeada de personas que estaban dispuestas a facilitarle la vida. Así comienza la historia del libro “Los retos de la esperanza, justicia especializada con enfoque de género”, el libro que Thelma nunca escribió.

De los fondos del Organismo Judicial, salió el dinero para pagar investigadoras y editores. Luego, un organismo internacional interesado en el tema ofreció colaboración para hacer la impresión que sería distribuida gratuitamente. En 2013, se realizó la presentación del libro, con un auditorio lleno de altas personalidades. De esa manera, quedó consumado el requerimiento para sumarle puntos a la ungida para el cargo de Fiscal General.

En varias entrevistas, la ex Fiscal Aldana fue cuestionada sobre la autoría del libro, desmintiendo que fueron otras personas quienes en realidad compilaron, redactaron y editaron la publicación. Thelma Aldana mintió. Si bien, los casos de femicidio relatados en el libro obedecen a historias y sentencias que en algún momento pasaron por sus manos en su calidad de juez y magistrada, ella nunca revisó el contenido y redacción del mismo; se pagó a otras personas para hacer el trabajo.

La información se filtró a la prensa y algunos medios mencionaron a las personas que participaron en el proceso. Por respeto a ellas, no menciono sus nombres, pero basta una hojeada al libro para intuir la participación de cada una. Traigo a colación el tema porque considero necesario que la población guatemalteca conozca un poco más de los entretelones y los artilugios utilizados para acceder a puestos de poder desde donde, verdaderamente, se gobierna el país.

Pronto tendremos instaurada una nueva Comisión de Postulación para elegir a nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Habrá codazos, empujones, engaños y todo tipo de triquiñuelas para reelegirse o desbancar a los que están, pero el fin siempre será, obtener un espacio desde el cual podrán desestimar o pasar antejuicios, frenar denuncias y hacer piñata con la justicia. El mecanismo se aplicará otra vez, como siempre ha sido.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora: http://elsiglo.com.gt/2019/05/02/la-verdad-en-torno-a-tumuni/