Home > Columnas > Los Huérfanos

Los Huérfanos

///
Comments are Off

Catarsis

Nos encontramos a menos de un mes de las elecciones generales y la incertidumbre no podría ser mayor, aún no sabemos con certeza quienes estarán en las papeletas, y entre más se acerca el 16 de junio menos son los candidatos que podrán optar a cargos de elección popular, lo que ha dejado a muchos votantes huérfanos de sus candidatos. 

Quiero aclarar que no me opongo a que exista una depuración, siempre y cuando esta se lleve a cabo dentro del marco jurídico y legal y, considero que esta se debió dar antes del inicio de la campaña. Lo que critico es que estemos a 29 días de las elecciones y no tengamos la más mínima certeza.

En esta última semana se conoció que 4 candidatos a la presidencia de la República no podrán participar y también se supo que tampoco podrán participar algunos candidatos al PARLACEN. Y la historia no acaba aquí, pues el día de ayer la Corte de Constitucionalidad resolvió el tema de Sandra Torres dejándonos en lo que bien podría ser un episodio de «La dimensión desconocida». Ni los juristas más destacados en el ámbito nacional han sabido esclarecer esta sentencia y sus ramificaciones y secuelas serán muchas. Lo que queda claro es que esta corte está jugando a la reelección y apostando sus cartas al mejor postor.

Por lo tanto, no puedo quitarme la sensación de que se están burlando de nosotros descaradamente, ¿será posible que la gran mayoría de guatemaltecos nos demos cuenta de la gravedad de este asunto menos los magistrados?

Esto solo confunde más al votante, genera más apatía y hasta desconfianza en el proceso electoral. Pensemos en las comunidades remotas en las que estos candidatos pudieron hacer campaña e imaginemos que alguien decidió votar por alguno de ellos y resulta que el 16 de junio no lo encontrará en la papeleta. ¿Cómo se sentirá ese votante? ¿Engañado? ¿Frustrado?  Le recomendamos a la ciudadanía razonar el voto, pero el problema es que ahora no saben ni por quién van a votar. Estas depuraciones deben de darse antes del inicio de la campaña para evitar estos problemas.

De los candidatos que van quedando, salvadas excepciones, parece que están ahí solo para ver qué pasa y esperan un golpe de suerte que los lleve al poder. No tienen planes de gobierno ni la más remota idea de lo que harían de llegar a la presidencia. Cuando uno los entrevista y cuestiona, se molestan. Al parecer pretenden llegar a los medios a hacer infomerciales y no a responder a las preguntas que se les formulan. Un servidor público se debe a la ciudadanía, no a sus intereses y aún así pretenden que votemos por ellos.

Otro candidato que pretende ser presidente de la república al ser cuestionado sobre sus actuaciones dentro del congreso de la república, cita cual perico las funciones de un diputado, que son: legislar, fiscalizar y representar. Lo cual es cierto, pero este individuo votó a favor de leyes nefastas que perjudicaron al país. Estos olvidan que la representación incluye el velar por los intereses del pueblo y no de los mercantilistas y grupos de poder. Un diputado nos representa y antes de votar debería de realizar un estudio minucioso de la legislación que está aprobando. Pero sucede todo lo contrario, votan por compromisos, favores, órdenes y quién sabe qué cosas más. Un diputado se debe a su pueblo, y debe de votar en función de los intereses de este. Y si nos vamos un paso más adelante debe votar por su nombre, por honradez y por su conciencia. Tres factores que al parecer están carentes en la mayoría, pues en vez de salir del hemiciclo y negarse a votar por una ley que no han tan siquiera leído y analizado, solo se limitan a votar, pues esa fue la orden que recibieron de los jefes de bloque o de cargos más altos.

Y si nos vamos a otros cargos de elección popular la situación es aún más penosa. Sea cual sea la razón por la que estos candidatos a la presidencia no podrán participar en las elecciones, ha dejado un vacío muy grande en la sociedad, y la pregunta es ¿Quién llenará ese vacío y capitalizará al votante huérfano? ¡Cuidado! Que hay muchos lobos vestidos de ovejas a la caza del votante huérfano.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora: http://elsiglo.com.gt/2019/04/26/de-noche-todos-los-gatos-son-pardos/