Home > Columnas > Nunca es suficiente

Nunca es suficiente

///
Comments are Off

Personas & Personas

El hablar de economía es un tema delicado, nadie quiere profundizar en ello, algunos tienen mucho pero no lo dicen, otros tienen poco, pero se jactan de tener mucho.

Y es que en cuestión de dinero nunca, pero nunca es suficiente, cuántas veces has escuchado: entre más ganas más gastas, entre más tienes más quieres, así como llega se va, a buenos ocios malos negocios, pero cuando te has puesto a pensar en lo que gastas, donde queda el dinero que te costó 15 días de trabajo, por decirlo menos ya que obtenerlos conlleva: traslado, desmañanadas, desveladas, presiones y si esto no es suficiente… con la supervisión de un jefe.

Haz un registro, un excel o toma un cuaderno y veamos qué pasa con nuestras finanzas personales…

  • Dónde quedo: ten un registro de todos tus gastos mensuales, TODOS, solo así sabrás como gastas tu dinero y cuál es su destino. Te impresionaras cuantas gastas en ocio, en cigarros, en café, regalos, alimentos, botanas, en taxis, en filantropía familiar (muchas veces innecesaria), etc. Con los datos resultantes valora en que gastas, ¿verdaderamente es necesario lo que adquieres?  
  • Web: en la actualidad muchas cosas las puedes hacer a través de tu teléfono, y las finanzas personales no son la excepción, existe una variedad de app que te ayudarán con el registro de tus finanzas, descarga y utilízalas día a día.
  • Capacidad de pago: ¿si te alcanza para comprarlo? Haz un ejercicio de honestidad, no te pongas el pie tu solo, independientemente que sean 18, 24 o 36 meses, terminaras pagando la cantidad total. Muchas veces ya no tienes el bien comprado, pero lo sigues pagando.
  • Estudio de mercado: adquieras lo que adquieras, antes de hacer una compra haz un estudio de mercado, compara: precios, marcas, cantidades, presentaciones, envíos. Consulta por lo menos en 3 diferentes fuentes de información, confirma que pagaras lo menos posible.
  • Presupuesta: si tendrás una salida, no lleves mucho efectivo (aunque lo tengas), curiosamente cuando tenemos más liquidez es cuando se antojan más las cosas. 
  • Ten prioridades: hazte la siguiente pregunta ¿lo quiero o lo necesito? si lo necesitas hay que comprarlo, si lo quieres…siempre puede esperar.
  • Ahorra: es muy difícil ¡sí! pero trata de ahorrar el 5% de tus ingresos, ahorra con el calendario el día 1 $1, el 2 $2, el 3 $3… al final de mes tendrás $465, por algo se empieza.
  • Genera: que hay que hacer para cosechar… pues sembrar, ¡invierte en algo! tampoco se necesitan millones para emprender un negocio, empieza poco a poco, pero “empieza” hoy es el momento.

Desarrollar destrezas para hacer eficiente el gasto, derrocar malos hábitos y malas costumbres es complejo, sin embargo, la practica hace al maestro, aplica y replica, no lo eches por la borda o mejor dicho no despilfarres lo ganado, nunca es tarde para empezar. Desecha hábitos nocivos trabaja, ahorra e invierte, nunca es tarde para comenzar.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/05/11/eres-o-te-haces/