Home > Columnas > Ministerio de Energía y Minas un grave caso de corrupción

Ministerio de Energía y Minas un grave caso de corrupción

///
Comments are Off
RAUL FALLA

Kidon

El Ministerio de Energía y Minas, es uno de los despachos por virtud de los cuales se incentiva la actividad petrolera del país, a efecto de que seamos beneficiados con las regalías que se generan por su consumo nacional e internacional.

Siendo que la actividad petrolera es de interés nacional, tanto el Ministerio de Energía y Minas, como la Dirección General de Hidrocarburos, deben estar a cargo de personal calificado, honrado y dispuesto a trabajar para obtener las mejores ventajas de inversión para el país.

Por desgracia para la población guatemalteca, la Dirección General de Hidrocarburos, está a cargo del ingeniero Sergio Gabriel Monzón Ordoñez, un funcionario público que carece de toda clase de idoneidad y honradez para desempeñar el cargo, pues, vasta solo con escuchar las miles de denuncias que públicamente se hacen de este personaje, para saber que su único interés en ocupar el citado cargo es rellenar sus bolsillos con actos de corrupción.

Desde que salió publicado un video en las redes sociales, difundiendo la noticia sobre este obscuro personaje, he recibido una serie de llamadas y mensajes alertándome sobre dos cosas importantes. La primera: que este mal funcionario público utiliza su cargo para extorsionar económicamente a diferentes empresas petroleras, a cambio de cancelar los contratos o en su caso las licencia de explotación o exploración; y segundo, que es una persona sumamente peligrosa, incluso capaz de atentar en contra de la vida o integridad de cualquiera que tome la decisión de denunciarlo, pues, según el, es un temido militar. Lo cual dudo, pues, nuestros militares, ya sea de alta o en la honrosa situación de retiro, se caracterizan por un carácter ejemplar.

Su actuación prepotente y abusiva ha llegado al punto, de pretender que las empresas mercantiles que prestan servicios de explotación petrolera son sus feudos, pues al visitar los campamentos ubicados en el interior del país, ingresa sin pedir permiso, violentando todas las normas de seguridad, coacciona a los delegados, guardianes y demás personal para que hagan o dejen de hacer algo que a el no le compete. Se presenta a la hora que quiere y sin presencia de los representantes legales de las entidades, omite llevar una bitácora de trabajo que le permita anotar el avance de las obras, así como levantar actas administrativas cada vez que realiza una inspección.

Llegando al extremo incluso, de exigir sobornos para autorizar algún contrato, licencia de explotación o exploración, bajo pena de revocarlas o asignarlos a la competencia. De la misma forma, ha coaccionado a las entidades mercantiles para que le garanticen transporte aéreo cuando lo necesite, sin importar el costo del mismo, todo esto según el, por orden del Ministro.

Es tan evidente su mala actuación, que además de ejercer el cargo público de Director General de Hidrocarburos, también es consultor particular inscrito en ese ministerio, y representa una entidad mercantil que asesora y dictamina diferentes proyectos, que con posterioridad el mismo autoriza. Vaya lujo de Director de Hidrocarburos.

Me consta, que el gobierno del Presidente Morales se ha caracterizado por hacer un buen trabajo en beneficio de la población, pero tener un funcionario público del calibre de Sergio Monzón, constituye un verdadero lastre para su administración. Bien haría el presidente en destituirlo y abrir una investigación administrativa sobre el comportamiento de este mal funcionario.

Por fortuna, la valiente representante de una entidad mercantil directamente afectada, denunció ya todas las ilegalidades cometidas por este protervo personaje, denuncia que ya se encuentra en la fiscalía contra la corrupción, en espera de que el agente fiscal Stuardo Campo Aguilar, haga un trabajo eficiente y determine la responsabilidad penal de este funcionario y de los que regularmente le acompañan en los trinquetes, a efecto de procesarlos y encarcelarlos por todas y cada una de las fechorías cometidas.

Cualquier otra denuncia o comentario sobre este caso, lo podrán remitir directamente a la dirección de mi correo electrónico, lo cual obviamente será tratado con la mayor discreción y sin revelar la fuente. fallaovalle@gmail.com

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/05/13/en-apoyo-al-juez-victor-manuel-cruz-rivera/