Home > Columnas > Por el futuro de nuestro país

Por el futuro de nuestro país

Tanmi Tnam

Guatemala está a las puertas de un evento donde se presenta la ocasión para elegir autoridades del nivel municipal, diputados al Congreso y Presidente y Vicepresidente de la República.  Este es un hecho relevante porque es el derecho de elegir de manera consciente y responsable a los mejores líderes del país para que ocupen los puestos más altos dedicados al servicio de los pueblos. En este gran evento, está la oportunidad de seleccionar a lideresas y líderes cuyos pensamientos, propuestas y acciones sean para propiciar diálogo, búsqueda conjunto de los principios y estrategias que hagan de Guatemala un país con desarrollo humano para todas y todos.

La ciudadanía guatemalteca y la población en general deben hacer un gran esfuerzo de manera que a través de actitudes, acciones, deseos y opiniones se pueda generar un ambiente de alegría, paz y una buena dosis de amor a nuestra patria, a nuestra tierra natal y con aprecio a todas las guatemaltecas y guatemaltecos.  Para esto, es necesario identificar qué factores son los que han propiciado odio, injusticia, exclusión, pobreza y violencia. Hay que revisar qué instituciones y sectores de la población poco contribuyen para la construcción del proyecto de vida política para todos. No es conveniente para las generaciones venideras dejarles un país con muchos problemas económicos y políticos.

El hecho de votar, que sea una oportunidad para imaginar el futuro de nuestro país cuya población goce de las mejores condiciones de vida, donde la política es el conocimiento y las acciones llenos de contenidos dirigidos a resolver los grandes problemas que actualmente se viven como el caso de la pobreza, la falta de educación y salud para todos y violencia a lo largo y ancho del territorio nacional.  Que estos momentos propicien reflexión para asumir un compromiso sano, con intenciones y acciones para la práctica de la democracia, la justicia y la paz. Tener presente que la elección de autoridades sea una bonita oportunidad para que Guatemala sea el espacio donde todas las personas y los pueblos con diversidad de ideas acudan a emitir el voto con la esperanza de que el liderazgo nacional de todos los partidos políticos con que contamos asuman la responsabilidad para la búsqueda del bien común en libertad. Este liderazgo debe dejar para el pasado aquellas acciones negativas como el aprovechamiento de la pobreza que da paso a dar regalos, a manipular las decisiones de muchos ciudadanos, hacer promesas que no se cumplen, presionar y provocar miedo para obtener el voto.

Se han dado algunos pasos importantes, por ejemplo, el hecho de que hay un porcentaje de guatemaltecos que han llegado a la conclusión de que tenemos solamente partidos políticos fugaces que permiten elegir a las autoridades y que muchas de ellas son agrupaciones que dan cabida al liderazgo cuestionado por hechos de corrupción, impunidad, tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito y despreocupados por el bienestar de los votantes. Ante esta situación, es responsabilidad de los pueblos iniciar la formación del liderazgo político que pueda orientar los caminos que en el futuro sirvan para la construcción de la justicia y la democracia.

Que las elecciones generales del próximo 16 de junio, sea también un acontecimiento para medir el uso de la libertad y la autonomía personales para identificar la mejor alternativa que se tiene, esto toda vez que los partidos políticos en la contienda atiendan los intereses diferenciados de obreros, campesinos, empresarios y pueblos originarios. Diferentes, pero juntos por Guatemala.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/06/04/a-revisar-el-ofrecimiento-de-los-partidos-politicos/