Home > Columnas > Intríngulis electoral

Intríngulis electoral

Teorema

¿Qué tal la palabreja? De acuerdo con la RAE, el término intríngulis “puede aludir a un inconveniente o conflicto que surge en algo o a un propósito o motivo enmascarado que se vislumbra en una acción o en un individuo”.

Antes escribí sobre los candidatos a la Presidencia. Compartí el nombre de los candidatos a quienes, al dar mi voto, concedo mi confianza para que dirijan el destino de nuestro país. Además, expuse mis razones para votar por ellos. Ahora quiero hacer lo propio en la selección de diputados y de Alcalde de la Ciudad.

Si comparamos las actuales opciones para elegir diputados con otras anteriores, sería injusto quejarnos. La mejora es notable. Veamos lo superficial: A ambos lados de las vías públicas vemos carteles con fotos de los candidatos. Hace algunos años, casi no había candidatas. Dentro de la Constitución anterior, recuerdo a Eunice Lima, distinguida y elegante dama y algunas más, pero muy pocas. Hoy pareciera, al menos en la Capital, que hay más mujeres que hombres ¡Y son tan guapas! Sí, ciertamente el Fotoshop ayuda, uno hasta podría pensar que se trata de un concurso de belleza. Algunos varones también posan como actores de cine.

Es frívolo, porque no se trata de seleccionar a nadie por su belleza física. Es necesario que el diputado sea una persona inteligente y que cuente con una sólida formación, mejor si académica. Las discusiones en el hemiciclo habrán de cubrir temas complejos, delicados, trascendentes… Los diputados debieran tener una preparación sólida para debatirlos en profundidad y concluir con sabiduría.

Desde luego, no podemos esperar que uno sólo, abarque todas las disciplinas del conocimiento. Pero sí que esté disperso entre ellos. Tal visión es novedosa, utópica quizá, ya que hemos tenido diputados casi analfabetas.

De acuerdo con la encuesta de ProDatos, el voto mayoritario en el área rural será a favor de Sandra Torres (29.6%). Así, la UNE aportará la bancada mayoritaria, que a la vez será la que provea menos conocimiento. Aun peor, sus cinco primeros lugares en el Listado Nacional son quienes seleccionaron a Carlos Mencos para la CGC, a Gloria Porres para la CC y a Jordán Rodas para la PDH ¡Y los electores engolosinados con el transfuguismo!

Afortunadamente, la lista de candidatos a Diputado incluye a personas con altas capacidades. Si votara en Huehuetenango, sin ninguna duda, lo haría por Óscar Platero, historiador del conflicto armado y autor de siete libros.

En el Listado Nacional sobresalen, a mi personal juicio, dos figuras: Adela Camacho (CREO) y Álvaro Arzú (Unionista). Hubiera querido tener doble voto para sufragar a favor de ambos.

Álvaro Arzú Escobar, es joven. Pasó la mayor parte de su vida dentro de los círculos políticos de su papá, tiene una magnífica posibilidad de llegar a ser, algún día, un líder nacional. Eso no se hereda, se lo tendrá que ganar con esfuerzo, muchos aciertos y más de un fracaso. Pero debe estar en la jugada. Fue por eso, más que por sus logros actuales, que decidí darle mi voto.

Dentro del Listado Distrital hay varias personas que espero tomen posesión como diputados en enero próximo. Me permito señalar a Ana Cristina Guerrero (CREO), Lucrecia Marroquín (VALOR), Rodolfo Neutze (CREO), Lionel Toriello (UNIDOS) y Álvaro Castillo (CREO). Los conozco personalmente y puedo dar fe de su integridad.

Conocí a Lionel hace mucho y trabajé con él dos años a fines del siglo pasado, cuando Presidía Siglo XXI y su Consejo Editorial del que yo era Director. Lionel ha estado alejado del escenario político, incluso de lo público durante los últimos quince años. Presidió la Asociación de Amigos del País donde impulsó ese esfuerzo gigantesco que se llama La Historia General de Guatemala (6 volúmenes y unas 3,000 páginas). Creo que me quedo corto. Más sobre él en https://www.ciudadanotoriello.com/. Supongo que utiliza ese nombre (Ciudadano Toriello), para honrar a su antepasado.

Lionel es lo más cercano posible a un candidato ideal. Es inteligente, conoce con profundidad muchísimos temas, puede escribir una disertación sobre ellos con puntos de vista propios y, además, expresarlos en público con ardor. Termino afirmando que se trata de un ingeniero muy inteligente, actualizado y que posee el alma robusta de un prócer.

El jueves pasado, ya había resuelto la elección de alcalde de la ciudad. Concluí que, pese a los logros alcanzados por la gestión del PAN y el P. Unionista desde 1985, 34 años a cargo de la ciudad eran muchos años. Que había que llevar nuevas ideas, otras prioridades, otros proyectos al municipio. Así, había decidido sufragar a favor de Canela, cuyo mensaje y conocimiento sobre lo que se debía hacer me parecía alto. Cambiar de alcalde a su favor, tendría poco riesgo.

Pero sucedió ese ataque artero, definitivamente de contenido político en contra de Quiñónez y su candidatura. Si las acusaciones en contra de los sindicados tienen algo de verdad se les debe juzgar y sentenciar con máxima dureza. Pero hacer la demanda dos días antes de las elecciones es aberrante. Me causa pesadumbre la Fiscal General Consuelo Porras ¿cómo se involucra en un acto de tanta bajeza? ¿Cómo se pone a la altura y aún por debajo de Thelma Aldana y Claudia Paz y Paz?

Estoy seguro de que Canela, pese a ser el principal beneficiado no forma parte del complot. De todas formas, en un momento electoral como el de hoy, mi mejor forma de expresar mi solidaridad en contra de la injusticia y el atropello a Quiñónez por el atropello sufrido, será hoy, otorgándole mí voto. No puedo pedirle a usted hacer lo propio, pero piénselo.

Termino, instándolo a votar. Será mucho mejor si al hacerlo selecciona a uno de los candidatos, en vez de votar nulo. Es su decisión, es nuestro país. Tengo una recomendación para usted: Recuerde llevar anotado el nombre del partido al que pertenece su candidato. Entiendo que en la papeleta no figurará el nombre de los candidatos, solo el de los partidos.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/06/12/el-criterio-etico/