Home > Columnas > Puto fraude puto interés

Puto fraude puto interés

Desde Mi Trinchera

Una semana después del proceso de Elecciones Generales 2019, podemos ver que solo era la confirmación de un “Puto Fraude” , fraude que se pactó desde las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos redactadas a la “carta” para beneficiar a la UNE, donde él Taraloco impuso las reglas con que se iba a consumar el engaño del antepasado domingo y que los demás diputados hicieron amén clavándole un puñal al pueblo de Guatemala, cerrando con broche de oro, el acto por el cual los magistrados del TSE firmaron el 16 de agosto de 2018 la “Carta de Entendimiento Interinstitucional entre El Tribunal Supremo Electoral y la CICIG, dando inicio a la “Crónica de un Fraude Anunciado”.

Este proceso electoral ha sido una montaña rusa de sucesos interesantes ya que, de lo más inmundo y perverso de toda esta desgastante novela de conspiraciones y engaños podemos sacar el lado positivo, el lado bueno, a lo largo de este tiempo compartido en la política electoral y partidista hemos podido encontrar personas increíbles, buenas de corazón, que aman a la patria, 4 meses de campaña fueron suficientes para descubrir maravillosos amigos y que también han servido para identificar a quienes falsamente nos rodean y dicen ser “definidos ideológicamente” y al final quedaron al descubierto que son “entes” que viven de los procesos electorales esperando que les caiga un hueso sin que les importe un pepino la pureza del mismo, dejándolo por un lado, mientras ellos obtengan de un candidato o partido prebendas u oportunidades ya sea económicas o de poder.

Desgracia que la derecha guatemalteca necesite tener villanos y delincuentes en medio del escenario político para intentar la unidad, porque en esos momentos nos unimos, reunimos, nos aplaudimos mutuamente e intentamos al menos hacer y actuar en la misma línea de acción y defensa; lastimosamente “cada rosa tiene su espina”…o mejor dicho cada persona tiene sus intereses personales, partidarios y es hasta ahí donde se terminó el romance y empiezan los pijazos, cito por ejemplo cuando teníamos en nuestro territorio a los dos criminales de Iván Velásquez y Thelma Aldana, tratamos de unirnos… se fueron y la división se empezó a hacer notable cuando se acercó el proceso electoral y todos jalaron por caminos separados , unos pocos con objetividad y madurez para separar el interés partidario con nuestra principal meta como guatemaltecos que es y debe ser el bien general de nuestra nación. En los grupos de redes sociales, en las asociaciones o fundaciones de derecha se empiezan a ver fracturas que lejos de ser cuestiones ideológicas, se resumen en fanatismos o intereses individuales y eso nos lleva irremediablemente al camino del desastre, donde le damos espacio a esa izquierda parásita, mentirosa, mercantilista, criminal, terrorista, retorcida y depravada… ahí están los resultado tangibles, un Congreso que se pinta del color de una izquierda corrupta, agria y oscura, porque no se sabe con certeza como quedaran las diputaciones que hasta el momento favorecen a esos partidos mediocres que no representan la voluntad de las mayorías y que por fraude electoral están llevando al Congreso de la República a diputados del calibre de Lucrecia Hernández Mack, pese que su partido Semilla fue inscrito de una manera ilegal por el TSE y que, además no era idónea ya que tiene denuncias penales que fueron interpuestas por haber contratado plazas fantasmas de digitadores cuando ejercía el cargo de Ministra de Salud, o el ridículo, poco inteligente, no definido y además vulgar candidato a diputado de Winaq un tal de apellido Davila … en serio que es para llorar por la clase de personas que están por ocupar una curul en algo tan importante y sagrado como lo es el Congreso, lugar donde se plasman nuestras leyes, que regulan y norman el destino de los guatemaltecos.

Y ahora en este puto lio que nos metieron los políticos que han sido apadrinados por el “pollero” de Dionisio Gutiérrez, me pregunto ¿cómo saldremos de esto?. Sabemos que la izquierda tenia para este proceso electoral un plan “A”, “B”, “C” etc… con sus candidatos como Mullet, Héctor Estrada, Sandra Torres, Thelma Cabrera, hasta hace poco Edwin Escobar y la prófuga de la justicia Thelma Aldana, todo perfilaba a que este proceso se constituiría en un total desastre, debido a las componendas de los Magistrados del Tribunal Supremo Electoral, lo miembros de CICIG incrustados y conspirando desde dentro del mismo, los Magistrados de la Corte de Constitucionalidad y algunos jueces que ampararon a candidatos que no pudieren ser considerados como idóneos; es así como llegamos a este punto que pareciere ser sin retorno, el de un vil fraude electoral.

Pero para que darle vueltas al mismo asunto, mejor pregúntese: ¿comería una cena que le sirvan en un restaurante que tenga una cucaracha con solo quitarla? NO, pediría que le cambiaran el plato completamente o se retiraría del restaurante. ¿Si su pareja le es infiel le perdonaría y le seguiría creyendo incondicionalmente? NO, de seguro lo cortaría porque jamás volvería a tener confianza; entonces como pretendemos aceptar un simple nuevo conteo de votos, después que el mismo TSE acepto que hay gravísimos errores, y cobardemente dejan sola a la misma empresa informática cómplice que contrataron de una forma que deja mucho que desear, y que está detrás del fraude, como podemos pensar en una segunda vuelta electoral con los mismos magistrados del TSE corruptos, con una candidata como Sandra Torres que llega con innumerables denuncias y con la impunidad que solo la puede ofrecer la CICIG y la misma ONU, con un Alejandro Giammattei gallo gallina que no tiene definición ni claridad, ni siquiera para confirmar si apoya el retorno de CICIG en cualquier modalidad o nombre… entonces en verdad estamos fregados.

No quiero pensar en que aquí se cumpla aquel dicho que “cada pueblo tiene el gobierno que merece”, al menos mi familia ni yo no merecemos un gobierno carente de legitimidad, que llegue bajo la sombra de un fraude electoral y con la pereza de soportar por 4 años a muchísimos guatemaltecos lamentándose de porque aceptaron esta atrocidad, nosotros y millones de ciudadanos no merecemos esto.

Le abrimos la puerta al socialismo, le quitamos el pasador y ahora está listo para entrar, para nunca más querer salir y no nos queremos dar cuenta, anteponemos intereses partidarios y personales y no nos importa por lo mismo vender nuestra nación por aspirar a un hueso, a cambio de la miseria, terror y esclavitud de todo el pueblo de Guatemala. NO AL FRAUDE, QUE SE REPITAN LAS ELECCIONES, DESPUES NO QUEREMOS LAMENTACIONES.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/03/11/thelma-aldana-la-semilla-del-mal/