Home > Mirilla indiscreta > Entre la gloria y la pobredumbre

Entre la gloria y la pobredumbre

MIRILLA INDISCRETA

El 17 de febrero del año en curso, Don Edmundo Deantés, escribió el presente artículo, que hoy reproducimos por la importancia que su contenido tiene con relación a las actuales circunstancias de la vida política que vive Guatemala.

Que el país necesita con urgencia una sacudida de una magnitud similar a la del terremoto del 4 de febrero, cuyo triste aniversario, recientemente conmemoramos, no tengo la más mínima duda.

Cambiar de raíz esta estructura que se debate entre la gloria y la podredumbre me pone la piel de gallina, por las consecuencias que implica aceptar con tristeza, que es muy difícil edificar templos sobre cimientos de estiércol y nuestro país es un templo que no resiste más, que se celebre la eucaristía en medio de tanta pestilencia.

Hay pocos lugares que se salvan, y constituyan un reducto de esperanza para los ideales, postulados gloriosos, imposibles de alcanzar siguiendo el cauce de un desagüe.

Pareciera que una maldición macabra se apoderó de todos los edificios donde se toman decisiones importantes.

Púbicos y no pocas veces privados. Instituciones diseñadas para servir y que se transformaron en operadoras mercantiles, de intereses nauseabundos.

Estas circunstancias, transforman la lucha, en una consigna inaplazable, no sólo para cambiar el gobierno, si no para reconstruir al sistema.

Un modelo que convive con la mentira, la corrupción en todos los niveles y desde luego burlando la buena fe de los ciudadanos, que hacen su descomunal esfuerzo con el deporte nacional del chat: Componen, descomponen, sueñan, denuncian, insultan y terminan agotados en el rincón de su casa, escenario de las más grandes batallas imaginarias que los dejan agotados.

Disparado hasta el último cartucho del whatsapp, tweeter y demás redes, rindiendo parte de novedades todas las noches, a su arma obediente y no beligerante, El celular, Comandante en Jefe de sus patrióticas batallas.

Si no fuera por la inmensa movilización de opiniones independientes de estos héroes anónimos de la Institucionalidad democrática, la soberanía y la libertad, el país estaría sumido en el obscuro silencio cómplice de quienes han hecho de los net center y medios de comunicación tradicionales instrumentos de opresión a favor de los interventores y vende-patrias.

¡Mientras tanto el agotamiento se generaliza!

El Tribunal Supremo Electoral, se gradúa en verdugo de la democracia y ejecutor de las prácticas más obscuras que recuerdan las añosas paredes de la antigua casa “Yurrita”.  Con tono pastel en sus paredes, se pone roja de vergüenza, al testimoniar que sus oficinas se transforman en empresitas particulares con honorables togas holgadas, para que no se note el producto del corte de caja cotidiano.

Rapaces allí y pareciera que en todas partes, donde se comprueba lo contagioso de la consigna política mejicana que proclama que el, último año del período presidencial para funcionarios, políticos en ejercicio o aspirantes es “El año de Hidalgo… pendejo el que deje algo”.

Todo un escenario nacional que hay que romper, ojalá por la vía electoral y no por otros medios.

La Electoral, sin duda la más dura y difícil de afrontar, porque da la impresión que siendo cada institución una pequeña empresa, no se conformarán con llevarse algo, si no que pretenden consolidar este modelo, que aún cambiando de caras, gradúa cada cuatro años, expertos en gobernar… gobernando o aspirando a gobernar, desde luego lucrando.

Un proceso electoral, para el cual, algunos “Osados Miedosos”, contradicción que permite a los cobardes pasar por valientes, llaman al voto nulo, en tal cantidad que bote al partidario y al mismo proceso, supuestamente para empezar de nuevo la rifa que tiene como premio la cabeza de los guatemaltecos incautos, sabiendo que favorece a grupos organizados aunque no sean mayoría.

¡Tramposos!

Saben que esa opción, facilita el triunfo de quienes con poco respaldo anulan el voto efectivo y la opción de utilizar el proceso electoral como remedio, esta vez, como purgante, para liberarse de la Dictadura, de la Ineptitud, La Cobardía, Falta de Patriotismo, desde luego Corrupción, Entrega Incondicional a la Conducción Extranjera, Anarquía Creciente, Destrucción de los Organismos de Estado.

Destrucción del ideal de la unión centroamericana para dejarnos como parcelas inútiles de poder realizar la única opción que tiene la región para construir ese puente de desarrollo que grita nuestra geografía.

Consolidando su triste papel de ruta de paso de todos los males y vicios que afligen y destrozan al mundo contemporáneo.

El nuevo presidente de El Salvador, insultando a sus colegas del norte y sur, abriendo la brecha de la hostilidad entre hermanos.

Nicaragua exigiendo a todos los países, permisos especiales para entrar a su territorio autorizados con treinta días de anticipación y Honduras, en reciprocidad, exigiéndole el mismo requisito a los nicaragüenses.

Costa Rica, recibiendo remesas… pero de Nicaragüenses, y convirtiéndose en el único modelo aceptable para la comunidad internacional, aunque presuma su rechazo ancestral a la unión centroamericana.

No quiero referirme a Panamá porque me avergüenza que un país con un solo recurso estratégico, El Canal, sea ejemplo de estabilidad política, económica y social, haciéndonos lucir, como pésimo ejemplo de ingobernabilidad estúpido de imitar.

Guatemala en la Parodia Electoral, en donde Amparos Provisionales, pueden eliminar de una plumazo a los aspirantes cobijados bajo su efímera protección “Rehenes con consentimiento” de cualquier condición que les impongan cuando les sea estratégicamente conveniente.

¡Pobres!.

Me parecen condenados a muerte, esperando el indulto de último momento, caminando hacia su ejecución, sin esperanza.

Al resto sometiéndolos a la humillación de tener que recurrir a campañas clandestinas emocionados porque alguna vez logran una pequeña aproximación a la población.

Y más de algún ministro, para mi sorpresa, incluso con pedigrí político y ancestros históricos, con la magia de una Maga, surtiendo de recursos a candidatos que le ofrecen al sector oficial, que a base de láminas, cemento y plata, pueden comprar el hambre y necesidades de los pueblos marginados del interior.

Otros, gracias a Dios, se preparan para participar,  abriendo brecha en ese cañaveral lleno de heces y desperdicios.

Ruego a Dios que esta semana tengan ya la capacidad de plantar cara en contra de todas las maniobras de compra y venta de espacios electorales.

Presiento que esa participación, no será para hacer coro a los delincuentes ni apañar el fraude de quienes lo tienen planeado y en marcha.

Se les debe exigir participar para darle voz al desaliento y ventilar el asfixiante ambiente de componendas, maniobras y deshonestidades.

Será una corriente vigorosa de pensamiento que avanza para rescatar nuestro país, no obstante obstaculizar descaradamente con el pacto de la ignominia que nuestra Guatemala, pueda recuperar la dignidad que merece y que le están negando pandillas del mal organizadas para destruirlo.

ESTA MULA O PARE O REVIENTA

Si pare, ojalá respeten el parto y no quieran que aborte la criatura de la dignificación nacional

Y si revienta, allí estaremos también, para acompañar el llamado de la patria para reconstruirla y acabar con los farsantes.

ROCA