Home > Columnas > Cincuenta y dos años de la Primero de Julio

Cincuenta y dos años de la Primero de Julio

Lugar Hermenéutico

El pasado lunes cumplió cincuenta y dos años de fundación la Colonia Primero De Julio, apenas puedo escribir estas líneas sin contener la emoción que me embarga haber vivido los primeros años en la referida colonia, ubicada en su inicio en la zona 19 de la ciudad capital y luego anexada a la zona 5 del municipio de Mixco.

Sin duda es uno de los proyectos estratégicos por los cuales se recordara al expresidente Julio Cesar Méndez Montenegro, pues en su momento fue una integración habitacional novedosa que soporto fundamentalmente una capa social de bajos recursos de la región metropolitana y del interior del país con fuertes deseos de superación y que por medio de una vivienda digna logro apalancarse la movilidad social de miles de familias.

Aunque este proyecto se oriento desde el ejecutivo su administración se entregó posteriormente al Banco Nacional de la Vivienda, BANVI, institución que jugo un rol sumamente importante principalmente en el proceso de reconstrucción del terremoto de 1976.  Se estima que en su vida institucional esta institución proveyó de vivienda a más de 55,000 personal principalmente de los estratos sociales de más bajos recursos del país.  Tristemente esta institución fue llevada a la quiebra por sus últimas administraciones lo que obligo su liquidación en un proceso de más de cinco años entre 1997 y 2003.

La colonia primero de Julio esta conformada por más de 4,000 viviendas.  Puedo asegurar que fue un proyecto avanzado para su época pues contaba con los servicios elementales para la superación y dignidad de quienes cohabitábamos en ella, cuenta hasta hoy con una escuela de educación parvularia tres escuelas a jornada doble de educación primaria y un establecimiento de jornada doble de educación básica. Así mismo un centro de salud, llamado ahora clínica periférica, una estación de bomberos voluntarios, tres amplios complejos deportivos, una comisaria de la policía nacional civil y un extenso mercado.

Lo anterior sin olvidar toda clase de congregaciones religiosas, desde las evangélicas, las mormonas, hasta claro está, la parroquia católica Jesús Resucitado del recordado padre Antonio, casa del movimiento de la Renovación Carismática Católica, que cumplió en su momento un rol fundamental en la vida de miles de jóvenes y que aún hoy es una fuerza importante de la fe católica en el país.

Luego de más de 25 años de haber dejado de vivir en la primero de Julio aún puedo recordar los partidos de la liga mosquitos, o de la liga mayor,  a equipos como el Clase 15, origen del gran jugador y ahora entrenador de la selección de Belice, Palmiro Salas, quién dicho sea de paso dedico valiosas tardes de su joven y prometedora carrera  para enseñarnos a patear bien el balón a un montón de patojos inquietos y traviesos que nos manteníamos chamusqueando en los campos de arriba o barranqueando en todos los alrededores de la colonia, gracias Palma, la vida  a recompensado grandemente tu dedicación desinteresada para apoyar varias generaciones de patojos en la enseñanza del bendito futbol.

Aún puedo recordar la tronadera de cohetillos cuando el boxeador Carlos Mota regreso a la colonia luego de su excelente participación en las olimpiadas de los Ángeles 84, y así como este, innumerables personajes de la vida publica nacional entre los que destaco algunos como Lenin Fernández baterista de Alux Nahual, el salsero Manfredy Solís, los integrantes del grupo Branly, Alfonso Porres codirector de la película Ixcan, la semióloga Ana Pedroni y por supuesto nuestro querido y recordado “Lacho”, doctor Lázaro Diéguez, primer master guatemalteco en protección radiológica y nuclear y quien por estos días radica en Republica Dominicana. Como las anteriores, seguro muchos ejemplos más de valiosas historias que tuvieron el común denominador de tejerse en alguna etapa vivencial en nuestra querida Primero de Julio.

Ojalá este en agenda de las próximas autoridades retomar la construcción de proyectos integrales para las capas medias y populares del país en las diferentes regiones de Guatemala, que permita potenciar la movilidad social de miles de familias, como en su momento lo hizo y lo sigue haciendo esta cumpleañera de cincuenta y dos años

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/06/26/algunos-apuntes-de-economia-circular/