Home > Columnas > 20-S Huelga general por el futuro de la tierra

20-S Huelga general por el futuro de la tierra

Lugar Hermenéutico

Mientras en Guatemala seguimos enfrentados con vergonzosas cifras respecto a la desnutrición infantil, niveles de pobreza y pobreza extrema, familias que migran diariamente del país y otra cantidad de cabizbajos indicadores en materia social, del otro lado del mundo se ha iniciado una campaña que apunta un nuevo despertar en la forma en que se deberá abordar la agenda climática global en los próximos años.

Desde agosto pasado, Greta Thumberg, una adolescente sueca, cansada de la inacción de los gobiernos comenzó su propia huelga escolar en las puertas del parlamento sueco exigiendo a los partidos políticos una actuación seria para frenar el cambio climático.  Posteriormente en la 24ª. Conferencia sobre cambio climático realizada en Polonia, agito la conciencia de las personas con un discurso que se multiplico por el mundo, “En 2078 celebrare mi 75 cumpleaños.  Para entonces, sí tengo hijas o nietos, quizá me pregunte porque mi generación no hizo nada cuando aún era tiempo para actuar”.

Desde entonces a la fecha cada viernes se han ido sumando estudiante a lo que han denominado las huelgas por el clima o los vienes por el futuro #FridaysForFuture, jornadas que se han intensificado en los últimos meses haciendo movilizaciones masivas de miles de estudiantes en Bélgica, Holanda, Alemania y otros países europeos, así como en diferentes regiones del mundo, estimando a la fecha en más de un millón los jóvenes que han participado en dichas jornadas.

La consigna de los estudiantes es firme, quieren pruebas reales de que los gobiernos y los poderes económicos por fin van a crear un plan de políticas ambiciosas para dar respuesta a la urgencia que muestra la evidencia científica.

“Seas quien seas, estés donde estés, te necesitamos ahora, los jóvenes hemos abierto el camino ahora necesitamos que los adultos se sumen” con estas palabras el movimiento Fridays For Future, convoca a los trabajadores y sindicatos de todo el mundo a secundar la primera huelga general de la historia el próximo 20 de septiembre.

La alarma no es para menos, los niveles de CO2, han alcanzado su punto más alto en 3 millones de años y nos acercamos peligrosamente a los niveles que provocaron las grandes extinciones de la tierra, es necesario al cumplimiento de los acuerdos a los cuales los gobiernos del mundo se han comprometido en cada cumbre climática que se celebra anualmente.

El tiempo se agota, pues la evidencia científica muestra que el planeta podría llegar a un punto de no retorno en 2035 si el mundo y principalmente las grandes economías aglutinadas en el G20 no actúan decididamente para luchar contra la emisión de gases que aceleran el calentamiento de la tierra.

Ojalá que en esta parte del mundo también tenga eco esta convocatoria y que en medio de las dificultades y urgencias del día con día miles de jóvenes se sumen a este llamado.  A su vez los quizá no tan jóvenes, pero con la suficiente conciencia para motivar a su entorno cercano en alzar la voz en pro de una de las causas más nobles que existe, la lucha por el planeta, la lucha por la vida. A que persona que se le esté quemando la casa no grita en señal de auxilio, lo mismo ocurre con nuestra casa común, se quema a fuego lento, es momento de alzar la voz, vamos tarde, pero más vale tarde que nunca.  Convocados para el 20S.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/07/05/cincuenta-y-dos-anos-de-la-primero-de-julio/