By

Alejandro A. Tagliavini

Libertad hay una sola: la libertad

Los humanos no creemos en la libertad, decimos que sí… pero con límites que, por cierto, son los que a cada uno se le antoja y que justifica con argumentos “razonables” siendo el más utilizado el de que “la libertad no puede ser absoluta”. Discusión bizantina.

Existen los buenos líderes

Akihito afirmó que el "más importante deber del emperador es orar por la paz" y se atrevió incluso a pedir perdón durante su visita a China en 1992 al reconocer que Japón había "infligido un gran sufrimiento" al pueblo chino y pidió "que los estragos de la guerra nunca se repitan". Claramente, quedan líderes que no pretenden imponerse por la fuerza, y son los mejores.

Los conflictos se solucionan con misericordia, no con violencia

Ahora, el problema básico en todo esto es que los Estados modernos se configuran como el monopolio de la violencia sobre un territorio, garantizado por sus fuerzas militares y policiales. Y, precisamente, el arma más eficiente contra la violencia, el arma más eficiente para la paz es la información. De qué sirve un ejército si un mosquito tiene datos suficientes para adelantar sus movimientos y escapar o, incluso, neutralizarlo.
1 2 3 10