By

Harry Daniel Betancourt

El sufrimiento es el mismo

Todos en la vida lamentablemente atravesamos situaciones difíciles: un cáncer, una traición, un divorcio, la muerte de un ser querido, una tragedia, entre otras muchas cosas. En estos momentos, normalmente surgen muchas preguntas: ¿Por qué a mí? ¿Por que sucedió? ¿Por qué Dios lo permitió?, y tomamos el papel de víctima sintiendo que todo ha sido una gran injusticia, y que las penas tan solo azotan a las personas que no se lo merecen.

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Ya he visto y escuchado muchísimo de lo mismo. Queremos cambios pero no participamos activamente en ellos. Siempre le dejamos la responsabilidad a alguien más, incluso a Dios. He escuchado comentar “Dios sabe lo que hace, porque al final él es quien pone y quita gobernantes. Dios esta en control de todo.” Pero... y ¿Nosotros donde quedamos? ¿Hemos realmente clamado a Dios por guía? ¿Lo hemos tomado en cuenta?

Nuestro Voto Cuenta

Cuantos candidatos políticos no han jurado en vano, diciendo “Por nuestra patria, me comprometo a dar lo mejor de mí”. Pero luego las ideas, las propuestas, y todo lo ofrecido por el bien común queda en el olvido, guardados en una agenda política, que se desempolvara de nuevo en otros 4 años para seguir con la misma retórica. Por consiguiente, muchas personas han quedado desilusionadas, y ni siquiera se toman la molestia de votar.

Insatisfecho

El sabio Salomón dijo: Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol: un tiempo para nacer y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado; un tiempo para para demoler y un tiempo para edificar; un tiempo para llorar y un tiempo para reír, un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar. Cual sea tu tiempo, no se te olvide, en confiar en Dios, y en saber que la felicidad no se alcanza mediante la inexistencia de problemas, sino en apreciar lo que realmente importa en la vida.

Cuando se pierde un ser querido

La muerte es un tema difícil, especialmente cuando enfrentamos el duelo por la pérdida de un ser querido. Cada persona reacciona diferente ante esta situación. Podemos llenarnos de frustración, ira, dolor, tristeza, culpa y de muchas otras emociones que parecen muy difíciles de soportar. Un panorama desolador nos visita, y pensamos que no hay nada que podamos hacer para mejorar la situación.

¿Sabe la clave de tu Celular tu pareja?

No hay duda que el celular es un avance tecnológico que permite comunicarnos con muchas personas en general; asimismo nos concede el privilegio de estar cerca de nuestros seres queridos, amigos y familia sin importar la distancia. Sin embargo también se ha convertido en la antesala de conflictos entre parejas y familias enteras, ya que su uso desmesurado crea interrupción en la diaria comunicación y contribuye al aislamiento de los miembros de la familia o de la pareja.

En modo “Stand by”

La rutina diaria se ha vuelto tan familiar, que siento que he dejado de soñar, y no estoy enfocado en alcanzar alguna meta. No me siento triste, preocupado, desilusionado, o angustiado, pero tampoco me siento emocionado, o lleno de planes para el futuro.

Al Dios no Conocido

Los griegos eran politeístas por lo que rendían culto a diferentes dioses. En Atenas, capital de Grecia, el ambiente “religioso” que imperaba en la sociedad, se palpaba al caminar por sus calles. Poseían un altar para cada Dios, y para no errarle había un altar dedicado “al Dios no conocido”.

No está aquí

Su resurrección es un tema que hasta el día de hoy sigue siendo controversial. Hay un mundo escéptico que considera que los argumentos son muy poco convincentes y limitados. Sin embargo, este es el evento más importante en toda la historia del ser humano.
1 2 3 6