Home > vida

Contextos sociales destructivos

El potencial de los jóvenes, así como la cátedra vivencial de nuestros mayores, está ahí para que unos y otros nos apresuremos en socorrernos a pesar de nuestros cansancios. Nunca es tarde para con otro espíritu conciliar vínculos, compartir espacios e impulsar el gusto de soñar unidos. No cerremos las puertas de la vida, siempre han de estar abiertas para hacer mundo, sin hostilidades. Por ende, es de justicia garantizar el cumplimiento del derecho internacional humanitario, como es signo de amor, el respetarse entre vivos.

Lo que esperamos de la educación

Corresponde a la educación escolar, devolver la vida a la tierra y a todo lo que hay sobre ella a través del currículum en todos los niveles educativos. Este hecho fomenta el respeto, la conservación y la actitud para el cuidado de los bosques, ríos, árboles y todo ser vivo que tiene la naturaleza. Es necesario tener presente que la educación que sigue ciegamente los dictados de la economía que acumula riqueza se aleja de la sostenibilidad y sustentabilidad necesarias para el futuro de las nuevas generaciones.

El espíritu poético de los océanos

Reivindico el rescate poético de los océanos, esa belleza natural que hemos de conservar y proteger, pues forman parte de nuestro pulso viviente, de nuestro propio sentir que camina y se regenera por estos espacios inmensos, escenario habitual de los más sublimes latidos, renaciéndonos a una biografía de sueños, que es lo que hace que la vivencia sea interesante.

Ejercicios que nos dulcifican

Esto que hoy parece impensable, con otro ánimo más en donación que en el momento presente, será fácil conseguirlo. Si nada material nos llevamos con el morir, pasemos por la vida dando vida, cada cual con lo que pueda y tenga. La humanidad en su conjunto, familia unida e indivisible, hoy globalizada como en ningún otro tiempo, necesita aprender a quererse y a no resignarse ante nada.
1 2 3 7