Home > Nacional > Sentenciados a 50 años por muerte de cantautor

Sentenciados a 50 años por muerte de cantautor

Tras cinco años del crimen del cantautor argentino Facundo Cabral, ayer la jueza Yasmín Barrios, quien preside el Tribunal de Mayor Riesgo A, leyó la condena para los cinco responsables, a los que condenó a penas de más de 50 años de prisión.

El costarricense Alejandro Jiménez, alias el Palidejo, y los guatemaltecos Juan Hernández Sánchez y Audelino García Lima fueron sentenciados a 50 años de cárcel, mientras que Elgin Vargas Hernández y Wilfred Stokes Arnold, a 53. Estos últimos purgarán 30 por asesinato, 20 por asesinato en grado de tentativa y 3 por encubrimiento propio.

El Tribunal concluyó que los cinco implicados son culpables del asesinato de Cabral, en cuyo hecho resultó herido a balazos Henry Fariñas. El crimen ocurrió el 9 de julio de 2011 frente a la estación de los Bomberos Municipales, en el bulevar Liberación, zona 12, cuando se dirigían al Aeropuerto Internacional La Aurora, a dejar al artista.

Según las investigaciones, el móvil del hecho se debió a que Fariñas no concretó la venta de un centro de entretenimiento para adultos en Costa Rica, de donde es originario el Palidejo.

En conclusión, se ordenó que Jiménez siga recluido en el centro de detención preventiva para hombres Pavoncito, y los otros cuatro, en la cárcel de la zona 18.

Fariñas se encuentra cumpliendo una condena de 30 años de prisión en Nicaragua por tráfico de drogas y era un empresario del espectáculo,  propietario de una cadena de clubes nocturnos en Centroamérica.

Se convirtió en el blanco de la agresión ordenada por el Padilejo, supuestamente en venganza por el robo de un cargamento de drogas.

En la última audiencia efectuada ayer, Jiménez pidió al Tribunal su absolución, argumentado que su captura, en Colombia en marzo de 2012, fue ilegal, pero los jueces no aceptaron sus explicaciones.

Trayectoria

Latino de corazón

Facundo Cabral, que murió a los 74 años, se definía como un “vagabundo de primera clase”, porque tras tener una vida marcada por el abandono, la pobreza y el dolor, finalmente tuvo una vida extraordinaria.
El cantautor, popular en América Latina y España con canciones como No soy de aquí ni soy de allá, había sido designado mensajero mundial de la paz por las Naciones Unidas en 1996.

30 años de prisión cumple Henry Fariñas en Nicaragua

Leave a Reply