Press "Enter" to skip to content

¿Se debe aplicar la pena de muerte?

Opiniones encontradas ha recibido la propuesta de retomar la pena de muerte para castigar a quienes  cortan la vida de muchas personas en el país. El columnista de Siglo.21 Juan Manuel Rodríguez recibió varios comentarios sobre este tema.

Roberto Ximenej:  Seguir insistiendo por la pena de muerte en bases falsas echándole el muerto a los derechos humanos es una necedad. La mayoría de países ha desistido de aplicarla, porque no funciona para disminuir la violencia social o lo atroz de los crímenes. La necedad ante las pruebas estadísticas e históricas es evidencia de ignorancia y de motivos subversivos de grupos con su propia consigna de deshacerse de problemas que ellos mismos han creado, lavándose las manos como lo hizo Pilatos.

Nery Mont. Sr. Ximenej: No hay grupos seudosubversivos con propia agenda… El individuo que comete un crimen, como quitar la vida a alguien sin razón para hacerlo, es un criminal… y ese hecho debe pagarlo con su propia vida, para lo que es necesaria una ejecución sancionada por una Corte de Justicia… no seudoperdón y resguardo en prisión con comida diaria sin trabajar.

Víctor Cabnal: Los que se oponen a la pena de muerte, al parecer están a favor de las muertes a diario, tal como lo acaecido a una quinceañera a quien le dispararon a quemarropa. ¿Cómo es posible que se defiendan  con ahínco los derechos de los asesinos? ¿Dónde han quedado los derechos de las víctimas? A estas alturas del partido, estos desalmados no se “rehabilitan” mediante la cárcel. Yo considero que es más viable y un deber luchar por la niñez para que no sean los asesinos del mañana y que no caigan en las garras de las pandillas y el crimen organizado. Prevención y no paliativos.

Martín Y. Arana: El crimen organizado tiene agentes en el Congreso, en las Cortes, en los juzgados. Criminalizan a las organizaciones que protegen el ambiente y las tierras de los más pobres, a los que protestan contra el robo de sus ahorros y por falta de atención en los hospitales, a los que protestan contra líneas eléctricas y antenas con radiaciones, pero no por los asesinos.

%d bloggers like this: