Press "Enter" to skip to content

200 columnas              

Les cuento que hoy estamos llegando a 200 columnas de astronomía publicadas en Siglo 21. Han pasado 9 años desde que escribí la primera, en Abril de 2007, cuando Siglo 21 me dio la oportunidad de escribir mi propia columna, a través del señor Édgar Rosales, quien me invitó a formar parte del distinguido grupo de columnistas de opinión, lo cual no dudé ni un segundo en aceptar.

Es así como nació “Astrofaro”, una columna que hablaría de ciencia entre tantas columnas de opinión sobre política, economía, derecho y otros temas importantes. Pero la ciencia también lo es y en particular la astronomía, así que nos tiramos al ruedo.

Si bien no es fácil escribir cada quincena por nueve años, debo decir que cuando a uno le gusta el tema no siente el tiempo. Es así como desde esta tribuna hemos abordado situaciones apasionantes como la reclasificación del planeta Plutón, los misterios de los agujeros negros, las posibilidades de vida en el Universo, el peligro de los asteroides, lo que se sabe de la materia oscura, el Big Bang, los supercúmulos, la energía oscura y el límite de nuestros conocimientos sobre el universo.

Asimismo hemos tratado la belleza de los eclipses, de los halos solares, de los cometas, de los logros y sufrimientos de los astrónomos aficionados nacionales, logros de los astrónomos profesionales guatemaltecos, la Asociación Guatemalteca de Astronomía, la apertura del Diplomado en Astronomía en la Universidad Galileo y la Mariano Gálvez,  y en su momento hemos denunciado la falta de un planetario en Guatemala, la falta de un observatorio nacional, la falta de apoyo que tiene la Astronomía y la ciencia en general, el desperdicio del año 2012 cuando pudo ser mejor capitalizado en favor de la ciencia astronómica en el país, etcétera

Pero lo más importante es lo que viene,  que el público sepa que tiene un lugar dónde acudir para leer más del Universo, para saber más de los nuevos descubrimientos y de los nuevos fenómenos que ocurrirán. Hablo aquí de lo que ocurrirá en los próximos años, los próximos eclipses, el viaje al planeta rojo, el descubrimiento de vida en otros planetas, etcétera

¿Cuál es el rol que tendremos los guatemaltecos en ellos? Depende de qué tanto queramos involucrarnos y que tanto luchemos por abrir brecha. Eso no es fácil,  no hay camino hecho, hay que abrirlo y eso implica esfuerzos y sacrificios.  Si unimos esfuerzos lograremos que Guatemala sea parte de las naciones que vayan al espacio.  Nuestra juventud sabe que más allá del día a día, del tráfico pesado, de la violencia en las calles,  de la corrupción hay algo diferente que se debe hacer y eso es desarrollar más ciencia y tecnología. Solamente así podremos hacer que Guatemala pueda utilizar y aprovechar el espacio como recurso, pero para eso debemos entender qué es el espacio y sus características.

Los grandes proyectos empiezan por algo sencillo, algo muy simple, un Diplomado en Astronomía ayuda a generar mayor cultura  astronómica. Más cultura astronómica hace tener mayor conciencia del cuidado del planeta.  Así se empieza. Las consecuencias son imposibles de predecir.

Si bien no es fácil escribir cada quincena por  nueve años, debo decir que cuando a uno le gusta el tema, no siente el tiempo

Comments are closed.

%d bloggers like this: