Home > Columnas > ¿Estamos solos?          

¿Estamos solos?          

Cuando se habla de estrellas y galaxias ante cualquier público, uno debe esperar que le hagan la clásica pregunta -—¿estamos solos en el universo?  Uno trata de escapar diciendo —“pues en realidad no sabemos, no se puede asegurar que sí ni tampoco que no”. A lo cual el público insiste, — “sí, pero díganos usted qué piensa, usted que ha observado muchas cosas del cielo, que ha estudiado el universo, está en mejor posición para decirnos algo”.

No queda más remedio que tirarme al ruedo.  Para ser sinceros, no crean que hay mucha diferencia entre una persona que observa el cielo y otra que no. La pregunta es tan vasta que ni aun estudiando atmósferas planetarias, evolución de estrellas, principios de química, física y biología, uno puede dar una respuesta contundente.   Solo resta hacer lo que se conoce como un “best guess” o un análisis predictivo educado.

El estudio de la cosmología ha demostrado que —nos guste o no— no ocupamos un lugar especial en el Universo. Primero creímos que la Tierra era el centro del universo y nos fue demostrado que no. Copérnico y Galileo se encargaron de eso; el sol es nuestra estrella principal y todos los planetas, incluida la Tierra giran alrededor de él.  El saberlo fue un shock, no fue agradable, lo cual le costó un arresto domiciliario a Galileo por estarlo pregonando a todas voces, y Copérnico se salvó porque publicó su teoría heliocéntrica el día en que murió. Vaya manera de salvarse.

Luego pensamos que nuestra estrella tenía que ser especial, porque nosotros somos nosotros y el sol nos ha dado el ambiente propicio para la vida, la luz y el calor para desarrollar que las semillas germinen, se desarrollen las plantas y los animales. Pero, ¡zas!, resulta que el astrónomo Harlow Shapley demostró, sin lugar a dudas, que el sol no está en el centro de la galaxia a la cual pertenece, sino en las orillas, en las afueras, en los suburbios, y es una estrella enana amarilla, común y corriente, como hay billones y billones. ¡Ay! qué golpe al ego colectivo

Por último, somos un planeta que se creía el único con agua líquida en cantidades industriales. Con suficiente agua para formar océanos, mares, lagos y ríos. Pero hace unos años se descubrió que Europa, uno de los satélites de Júpiter, contiene más agua líquida que todos los océanos y mares de la Tierra. Además, se sabe que esa agüita está a la cómoda temperatura de 30 grados centígrados, lo cual es altamente propicio para la vida.  Entonces, tampoco somos los únicos que tenemos agua.

Luego de ver todo lo anterior, ¿nos atreveríamos a decir que somos los únicos seres vivos en el Universo?  ¿Los únicos seres inteligentes en el Cosmos? …silencio…  Yo por lo menos no.

Más bien, debemos analizar dónde los iremos a encontrar.  Haciendo una breve encuesta por Facebook hace unos días, el 32% de la gente cree que será por medio de SETI, el 20% cree que nunca los encontraremos, un 16% que nos invadirán, un 13% que será por medio de los exoplanetas, un 12% por los nuevos telescopios espaciales y un 7% por otras causas.

 

Leave a Reply