Home > Columnas > El reto del trabajo en equipo

El reto del trabajo en equipo

Hace muchos años que AJ Chopra inició su metodología de comunicación y trabajo en equipo. Ahora se ha vuelto un facilitador de clase mundial de procesos de innovación manejados por equipos de trabajo. No lo confundamos con Deepak Chopra, escritor de temas de New Age y superación personal.

AJ Chopra nos enseñó hace tiempo a practicar la escucha activa y a construir con las ideas de los demás. Con el correr de los años ha aplicado estos conceptos en procesos innovadores ayudando a organizaciones por todo el mundo a desarrollar e implementar nuevas estrategias, productos, servicios y procesos.

Los líderes de todo tipo de proyectos necesitan tomar propuestas inconclusas para aprovechar oportunidades con originalidad y para resolver problemas de suma dificultad; y no lo pueden hacer solos. Necesitan conjugar muchos conocimientos distintos, experiencias diferentes, talentos complementarios que concurran hacia el mismo propósito para lograr su cometido.

Vivimos tiempos en los que necesitamos celebrar la capacidad de emprendimiento colectivo. Sin ella los países no encontrarán un lugar relevante en la economía del futuro. Ahora el héroe será el equipo, no el individuo, como afirmara el reconocido político y economista Robert Reich.

El mito del individualismo convirtió al héroe personal en nuestro ideal cultural. Aún predomina la idea de que el jefe se lleva el crédito de lo que su gente ha logrado, dice Reich. Ya es momento de reconocer que el equipo es lo que cuenta.

Hemos aprendido en muchos ámbitos que tenemos que competir para destacar, ascender y recibir premios. Como dice J Allyn Bradford, discípulo de Chopra, “es a través del trabajo en equipo que hoy la mayoría de los grandes proyectos se hacen realidad”.

Pero las competencias del trabajo en equipo no son las mismas que las del individuo competente. Se requiere aprender a manejar la interdependencia, la complementariedad, el apoyo mutuo y el espíritu de cooperación. Tenemos que aprender a pensar juntos, querer juntos, decidir juntos, actuar juntos y gobernar juntos. Todo en equipo.

No estamos preparados para todo eso. Necesitamos dedicarnos a aprender todas esas competencias. Solo así podremos expandir nuestras limitadas posibilidades y establecer relaciones enriquecedoras con personas diferentes a través de modos de interacción variados. Eso permite pulir ideas incompletas, evitar errores, ser más realistas y construir con aportaciones de muchos.

Chopra afirma que la clave está en escuchar verdaderamente lo que hay de valor en la opinión del otro; que las nuevas ideas rara vez se presentan completamente desarrolladas. De modo que son muy vulnerables a ser atacadas… y a veces matadas por los jefes u otros miembros del equipo. Apoyar esas ideas a veces implica arriesgarse a enfrentar el ridículo, la crítica o el rechazo radical.

Si nosotros logramos que en nuestras organizaciones puedan tomar esos riesgos de manera segura y productiva, entonces participar se volverá una experiencia positiva, y construir con las ideas de todos será una verdadera posibilidad.

No es fácil obtener reconocimiento y ayuda del equipo, de la organización, o de los jefes. Generalmente están muy entretenidos con sus procesos y sistemas que sostienen los negocios ya existentes en la empresa. No es sencillo que nos presten su tiempo, sus energías y sus recursos para participar en “nuevas locuras” que no han demostrado su rentabilidad o su viabilidad.

Los genuinos equipos de trabajo aportan el apoyo que las personas requieren para avanzar a través de proyectos y problemas complejos. Bradford sostiene que la sinergia que se da entre los equipos reales multiplica los recursos de sus miembros a través de la interacción de una variedad de aportadores que miran el problema o el proyecto desde diversas perspectivas.

El futuro de nuestros negocios depende de que aprendamos a crear una cultura efectiva de trabajo en equipo. Es mucho lo que tenemos que aprender y desarrollar. ¿Estaremos trabajando al ritmo que el entorno nos demanda?

Necesitamos mejorar nuestro aprendizaje. El trabajo en equipo debe suplir al individualismo competitivo.

Leave a Reply