Asesinan a piloto de ruta 70

Mario López García, de 62 años, de profesión piloto de autobús, pasó recogiendo pasajeros en la parada de bus sobre la 7av. avenida y 3a. calle de la colonia La Florida, zona 19, pero el último en abordar sacó un arma de fuego, le disparó y le segó la vida.

El conductor tenía perforaciones de bala en las manos pero la que tenía en el tórax fue la que terminó con su existencia en el lugar.

Las autoridades establecieron que García  se negaba a pagar  la extorsión a los pandilleros desde hace un año.

Sicario fue aprehendido 

Momentos después, el sicario salió corriendo junto con otro menor de 13 años, sobre la 5a. avenida hacía el extremo de buses de la colonia Santa Marta, donde fue perseguido por patrulleros de la Comisaría 16 de la Policía Nacional Civil.

Cerca de ese lugar coparon a  Kimberly Emirsa Ortega Valdez, de 18 años, quien había recibido el arma homicida para esconderla; seguidamente fueron detenidos y consignados al juzgado de turno.

No temía a los pandilleros

En su vivienda, las autoridades encontraron una nota que dejó García y decía: “Quiero dejarte claro, no voy a darte un solo centavo, el dinero me cuesta demasiado, yo me levanto a las tres de la madrugada para ganar Q50 y a veces Q100 en todo el día. Y es criminal que yo mismo te regale esa cantidad de dinero semanalmente ¿Y tú a qué horas te levantas?, y que haces a mi favor para merecer que regale mi dinero que con sacrificio gano”.

“Te sugiero que te arrepientas, quizá Dios tenga misericordia de ti, me imagino que ya eres millonario con todo lo que has recibido de todos los choferes que extorsionas, así que por qué no te retiras y buscas a Dios, sabes a cuántas mujeres has dejado viudas y cuántos niños condenados al abandono, al hambre, el abrigo y la muerte”.

Sandra Barrera Esposa de piloto

“Ya no quiso pagar la extorsión y ni le alcanzaba para comer”.