Home > Internacionales > Ataque a policías enciende alarmas en Estados Unidos

Ataque a policías enciende alarmas en Estados Unidos

El ataque de Dallas se produjo cuando los manifestantes, al igual que ocurría en otras grandes ciudades del país como Nueva York, Los Ángeles o Atlanta, protestaban por los últimos incidentes de violencia policial con tintes raciales registrados en el país.

En concreto, el descontento se debía a la muerte de Alton Sterling, un hombre negro al que dos policías blancos le dispararon el martes a quemarropa cuando lo tenían sometido en el suelo en Baton Rouge, Luisiana, y del joven Philando Castile, muerto el miércoles en Falcon Heights, Minnesota, al recibir disparos de un agente que lo detuvo en su vehículo por una infracción de tránsito.

Xavier Johnson, el principal sospechoso de la matanza en Dallas, Texas, que dejó cinco policías muertos y nueve personas más heridas, estuvo en Afganistán con el Ejército de EE. UU. entre noviembre de 2013 y julio de 2014, según medios locales.

Johnson, un hombre negro de 25 años, también formaba parte de la reserva del Ejército estadounidense entre marzo de 2009 y abril de 2015.

Mientras estaba atrincherado en el estacionamiento y disparaba contra la Policía, Johnson profirió numerosas amenazas y dijo que “quería matar a gente blanca, especialmente a agentes de policía blancos”, según detalló a la prensa el jefe de la Policía de Dallas, David Brown.

Durante su tiempo en Afganistán, el agresor prestó servicio en una brigada de Ingeniería y recibió numerosas distinciones, entre ellas una medalla por la lucha global contra el terrorismo. La última residencia de Johnson estaba en Mesquite, un barrio residencial a las afueras de la ciudad tejana.

Refuerzan seguridad

Nueva York anunció ayer que ha tomado medidas para reforzar la seguridad tras la matanza de cinco policías este jueves en Dallas, Texas, aunque las autoridades aseguraron que no se ha recibido ninguna amenaza creíble en la ciudad.

Entre otras precauciones, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, en inglés) explicó que ningún agente patrullará en solitario y que los guardías que habitualmente trabajan desarmados no estarán durante un tiempo en las calles.

Además, un gran número de policías estarán listos para vigilar las nuevas protestas que se esperan en los próximos días en respuesta a los últimos casos de violencia policial contra ciudadanos negros, dijo William Bratton, el jefe del NYPD, en una conferencia de prensa.

Según Bratton, en la última semana se han recibido unas quince amenazas por distintas vías (redes sociales, llamadas telefónicas y denuncias), algo que es habitual tras episodios de violencia policial.

Bratton y otros responsables de NYPD advirtieron de la necesidad de seguir avanzando en las relaciones entre los agentes y las comunidades a las que sirven y afirmaron que estos últimos incidentes no pueden llevar a retrocesos en ese ámbito.

La Policía neoyorquina espera nuevas manifestaciones durante el fin de semana.

En las marchas del jueves en Manhattan participaron unas 1,200 personas, según informó NYPD, que llevó a cabo un total de 41 arrestos, principalmente por obstaculizar el tráfico.

Exigen respeto

Para los negros

“Las vidas de los negros importan”, es uno de los lemas coreados en las manifestaciones registradas en varias ciudades de Estados Unidos como Nueva York, Washington, Los Ángeles y Chicago. Las protestas se dan por el asesinato de dos hombres afroamericanos en sendos incidentes de violencia policial.

Philando Castile fue detenido porque su vehículo tenía un faro roto. En un video grabado por su novia se le ve agonizar, mientras el policía sigue apuntándole con su pistola. Un día antes, en Baton Rouge, Luisiana, Alton Sterling moría tras ser herido por dos agentes cuando ya había sido reducido. Otro video recoge el momento de su muerte.

ciudades de los EE. UU., al menos, fueron testigos de las protestas ayer.

5 policías resultaron muertos en el tiroteo protagonizado por un exsoldado estadounidense.

 

Leave a Reply