Home > Columnas > El programa espacial soviético      

El programa espacial soviético      

Desde hace mucho tiempo quería escribir sobre el programa espacial soviético, pero los días pasaron, hasta que uno de mis lectores me insistió tanto que ahora lo estoy haciendo. Gracias a él tuve que hacer un poco de tarea, pero como a mí me encanta el tema, fue en realidad un placer.

La historia del programa espacial soviético es una historia brillante, de triunfos, de primeros lugares, pero también de sacrificios y situaciones que fueron dramáticas. Fueron los primeros en muchas cosas; los primeros en causar un impacto lunar; los primeros en lanzar un animal al espacio; los primeros en poner en órbita una nave alrededor de la Luna; los primeros en lanzar un hombre al espacio, y también los primeros en lanzar una mujer.

El primer hombre de la historia que viajó al espacio fue Yuri Gagarin, quien en 1961 estuvo 108 minutos afuera e hizo una circunvalación a la Tierra. La primera mujer fue Valentina Tereshkova, quien en 1963, a bordo de la Vostok 6 estuvo 72 horas en el espacio y dio 48 vueltas a la Tierra. Ambos regresaron sanos y salvos.

Pero también los soviéticos tuvieron sus pérdidas y reveses. El 24 de abril de 1967, cuando el cosmonauta Vladimir Komarov venía de regreso a la Tierra, fallaron los paracaídas de frenado y su cápsula se estrelló; el cosmonauta falleció.  En marzo de 1968 el gran héroe de la cosmonáutica, Yuri Gagarin, murió en un accidente aéreo. El hombre que se arriesgó tanto para ir al espacio, regresó sano y salvo de un ambiente extraño vino a encontrar la muerte en un viaje que no debería haber sido problema. Ironías de la vida.

Después de estos reveses, los soviéticos, que ya tenían escogidos los nombres de los astronautas que iban a ir a la Luna, cambiaron su estrategia y descartaron enviar humanos, prefiriendo hacerlo con sondas no tripuladas. La opinión pública soviética no favorecía los lanzamientos espaciales, pues su costo se presentía muy alto; y digo presentía, porque nunca se reveló, pero la gente de la calle decía que prefería que se invirtieran los recursos en mejor alimentación que en el espacio. Los científicos del programa espacial se vieron obligados a poner un anuncio en cada lanzamiento, que decía que se hacía en nombre de “los mejores intereses de la economía nacional”, aunque nadie creyó eso.

Aun así, los vuelos continuaron, el primer acoplamiento espacial entre dos naves lo lograron los soviéticos en 1969, cuando acoplaron la Soyuz 4 y la Soyuz 5 para formar lo que ellos llamaron “la primera estación espacial de la historia”, lo cual se tomó como una exageración. Pero la verdadera primera estación espacial también fue un logro soviético, cuando en 1986 pusieron la MIR en órbita. Cuando la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se disolvió, la MIR pasó a ser de Rusia. En 2001 se determinó que ya no podía ser mantenida operativamente con el débil presupuesto ruso y se programó su caída en el océano Pacífico.

Como podemos ver, el programa espacial soviético tiene una historia de oro en los anales de la exploración espacial, aunque es muy poco conocida.

Leave a Reply