Home > Deportes > Consumido por el alcohol

Consumido por el alcohol

Paul Gascoigne fue considerado uno de los mejores volantes británicos de los años 80 – 90.

Redacción y agencias

Conmovedoras imágenes causaron el observar el estado en la actualidad del ídolo y exseleccionado de Inglaterra Paul Gascoine, 49 años, fotografiado en bata y sin ropa interior al bajar de un taxi.

El exfutbolista de Newcastle, Tottenham y Lazio, es triste protagonista de nuevo tras haber sido fotografiado, sin ropa interior y con un cigarro en la boca, dirigiéndose a comprar ginebra y cigarrillos.

Su carrera

El que fuera internacional con Inglaterra fue sorprendido y se expuso accidentalmente en la calle. Fue una humillación pública y final triste para Gazza.

El inglés debutó como profesional en las filas del Newcastle en 1985 a la edad de 18 años y rápidamente se hizo un espacio en el futbol de élite. Gazza era un jugador de mucha calidad, potente, con una gran visión de juego y con capacidad para llegar al área contraria y marcar, aunque destacaba por sus problemas extradeportivos debido a su carácter díscolo e irreverente.

Tres años más tarde fue traspasado al Totthenham por 2 millones de libras, lo que supuso el traspaso más caro del futbol inglés. En el club londinense brilló con más intensidad, guiando a los Spurs a conquistar la Copa FA, aunque en aquella final se rompería los ligamentos cruzados de su rodilla.

A partir de ese momento Gazza ya nunca volvió a rendir al mismo nivel. Dejó destellos de calidad en la Lazio y en el Rangers, pero sus constantes lesiones y líos extradeportivos terminaron por arruinar su carrera.

Amonestó a un árbitro

En su etapa en Escocia, Gazza dejó una de las anécdotas más célebres del futbol. Fue cuando en un partido al colegiado se le cayeron las cartulinas al suelo. El centrocampista las recogió y se la devolvió, no sin antes bromear con amonestar al árbitro.

Cuesta abajo

En 2002 reconoció por primera vez sus problemas con el alcohol, algo que le había acompañado durante toda su carrera deportiva. Decidió poner remedio y desintoxicarse en una clínica de Estados Unidos. Dos años después, terminó por colgar las botas.

Desde entonces sus problemas con el alcohol y las drogas se agudizaron e hicieron mella en su físico. En 2013 se temió por su vida, y un año después fue hallado fuera de su domicilio en estado de embriaguez. Varios agentes de policía y una ambulancia acudieron a su casa, donde lo encontraron con una botella de vodka en la mano.

Luego fue trasladado al hospital, y el dueño de la casa le dio diez días para dejar el domicilio.

A finales de 2015 fue trasladado a un hospital tras ser encontrado en la habitación de un balneario manchado de sangre. Gascoigne se había caído tras perder el conocimiento por la cantidad de alcohol que había ingerido.

Cara cortada

Hace pocos meses las autoridades le llevaron al hospital con la cara ensangrentada por las heridas que se había producido cuando intentaba buscar bebida y cigarrillos. El jugador había asegurado que llevaba casi un año sin beber, pero volvió a recaer.

Leave a Reply