Home > Columnas > Trumph, Hillary y los mercados globales

Trumph, Hillary y los mercados globales

Por: Alejandro A. Tagliavini

Las elecciones en EE. UU. impactarán fuertemente en todo el mundo, y los mercados están empezando a vivirlo. En cualquier caso, el liberalismo económico quedará enterrado, ya que el único candidato que lo predica, Gary Johnson, obtendría solo 13% de apoyo, según el Washington Post.

Insólitamente, Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú, alcanzó en septiembre una popularidad de 62%, dos puntos sobre agosto. O sea que, de todas las Américas, el líder que con más fuerza propone el libre mercado es quien más crece en popularidad. Como todo lo que sube luego baja y a la inversa, este podría ser el principio del descenso de EE. UU. como primera potencia global y el surgimiento de América Latina.

Trump ha dicho que la jefa de la Fed “no es republicana”, y propone una política monetaria basada en el dólar débil y en tasas de interés bajas, lo que fomentaría las exportaciones. Y sugirió que EE. UU. refinancie su deuda. Aseguró que ni las pensiones ni el Medicare se tocan, y quiere aumentar el gasto público -al estilo keynesiano- con un billón de dólares para infraestructuras en cuatro años, incrementando el presupuesto en, al menos, 6.5% anual. Y así generaría 13 millones de empleos. En cualquier caso, esto probablemente dispararía a la inflación.

Propone la teoría del goteo -trickle down- que sostiene que, si baja la presión fiscal a las altas rentas, la economía se beneficia. Es verdad que bajar los impuestos -que es dinero malgastado por los políticos- es bueno, pero resulta incoherente –y poco creíble- con el aumento en el gasto. Entre pocas desregulaciones, eliminaría restricciones al fracking y a las emisiones de gases “porque el cambio climático es un invento chino para que EE. UU. deje de ser competitivo”.

Y va contra el libre comercio. Quiere renegociar el Tratado con Canadá y México amenazando con retirar a EE. UU. y declarará a China “manipulador de su divisa”, lo que terminaría en aranceles de hasta 100% a las importaciones de ese país. Y propone abandonar acuerdos multilaterales -como el TPP, firmado con 11 países del Pacífico- y sustituirlos por tratados bilaterales.

Leave a Reply