Home > Editoriales > Mejor prevenir que lamentar

Mejor prevenir que lamentar

Hoy se celebra el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama y en el país se realizarán diferentes actividades para hacer conciencia a las mujeres que este mal que acaba con las vidas está presente. Según la Fundación de Amigos Contra el Cáncer (Fundecán), informa que una de cada ocho mujeres es propensa a tener este mal, y en lo que va del año se reportan 250 casos positivos.

Es preocupante saber que el segundo lugar de muertes en mujeres se produce por el cáncer de mama. La incidencia de esta enfermedad va  aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.  De acuerdo con la OMS el cáncer de mama es el mal más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.  

Los datos indican que en el  2015 en Guatemala se han registrado solo en el Instituto Nacional de Cancerología entre 375 y 400 casos. Muchas veces cuando no se detecta a tiempo es difícil superarlo  y en el Incan se han recibido pacientes que llegan en etapas 3 o 4 de la enfermedad, lo que complica el tratamiento y reduce las posibilidades de curación.

Mireya Batun Betancourt, columnista de Siglo.21, vivió esa experiencia de tener cáncer y lo resume en angustia y desesperanza.

“El cáncer no viene solo, es acompañado de negación, ira, depresión, desolación, hasta llegar a la conclusión que debe aceptarse el diagnóstico.  Muchas personas deciden transformar la adversidad en un reto, y deciden luchar como guerreras por su vida, someterse al tratamiento.  Otras solo deciden dejarse morir porque el cáncer está muy avanzado.   No obstante, el apoyo familiar para acompañar en la lucha, es insustituible”, comenta. 

Mireya ve como algo importante informarse y dejar la apatía que en la actualidad existe en muchas mujeres: “Saber cuáles son las causas del cáncer, cuáles son los factores de riesgo, cuáles son los síntomas de esta terrible enfermedad.  Muchas veces, esa indiferencia sucede porque pensamos falazmente que a todos los demás les puede suceder, menos a nosotros. No hay interés en informarse, a pesar que la tasa de incidencia del cáncer está creciendo cada día, ahora vemos a niñas sufrirlo. Caminamos hacia el momento que va a ser tan normal como lo es una gripe”, prosigue.

Indica que en este día un mensaje clave es “la importancia de la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, lo cual sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad.”

Una manera de prevenir el cáncer con el fin de reducir la probabilidad de padecerlo, es evitar el tabaquismo, limitar el consumo de bebidas alcohólicas, proteger la piel del sol, tener una alimentación rica en frutas y verduras, mantener un peso saludable y estar físicamente activo.

Para detectarlo a tiempo, es necesario recibir atención médica rutinaria. Se aconseja el autoexamen mensual para observar cualquier cambio en las mamas, la mamografía después de los 40 años, el ultrasonido mamario antes de los 40, imágenes por resonancia magnética cuando el médico lo recomiende.

Leave a Reply