La historia de la Virgen del Rosario data de tiempos de la Colonia

El 1 de noviembre de 1559 se funda la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario

La imagen de Nuestra Señora del Rosario corresponde al siglo XVI. Fray Lope de Montoya, residente de la ciudad de Santiago de los Caballeros, mandó a esculpir la imagen enteramente de plata, incluyendo su vestido y peana, siendo terminada en diciembre de 1592. Aunque no se conoce con certeza quién es el autor de tan bella imagen, existen dos teorías sobre su origen.

Josefina Alonzo de Rodríguez indica que Andrés Revolledo, de origen sevillano y uno de los primeros plateros de la ciudad de Santiago, fue maestro de este oficio de Nicolás Almaina, Lorenzo de Medina y Pedro de Bozarraéz, participaron en la fundición de Nuestra Señora del Rosario, alrededor del año de 1680. Por su parte, Juan José Falla sostiene que en la ciudad de Santiago de los Caballeros, el 10 de junio de 1581, los señores Antonio de Rodas y Tomás de Villasanta, ambos plateros, afirman que recibieron de Diego de Paz Quiñónez, entonces Mayordomo de Nuestra Señora del Rosario, un total de 1,268 pesos con siete romines de oro, para pagar la plata y hechura de la imagen de Nuestra Señora del Rosario.

Rosario

Sin embargo, ninguna de estas dos afirmaciones ha podido ser verificada en su totalidad. Para realizar esta escultura se utilizó como modelo la imagen de Nuestra Señora de la Antigua, conocida como La Dómina, que fue realizada a mitad del siglo XVI y que quedó totalmente destruida con los terremotos de Santa Marta el 29 de julio de 1773. El 1 de noviembre de 1559 se funda la Cofradía de Nuestra Señora del Rosario, gracias al apoyo del arzobispo Francisco Marroquín, quien exhortaba constantemente a practicar la devoción del Santísimo Rosario. En sus inicios a dicha Cofradía podían solamente ingresar españoles; paralelamente existían dos cofradías más, una para indios y otra para morenos; sin embargo, con el paso de los años, se aceptó a todas las personas en una misma cofradía.

Un fuerte terremoto azotó la ciudad el 18 de febrero de 1651 al mediodía; el fraile Esteban Lois detuvo a la Virgen del Rosario para que no sufriera ningún daño; debido a esto se inició el rezo del Rosario en la iglesia dominica todos los días y, el ayuntamiento de la ciudad la nombra como Patrona de la Ciudad de Santiago de los Caballeros, hoy Antigua Guatemala, pidiendo su protección de los constantes temblores que azotaban la ciudad. Se sabe que inicialmente la imagen estuvo en veneración en el interior de una capilla dentro del convento dominico que fue reedificada para dicha imagen, no obstante, en 1667, mandaron a hacer una nueva capilla un poco más grande que la original y, un año más tarde, fue colocada la imagen de la Virgen del Rosario en su interior.

Debido al gran número de devotos que visitaban a Nuestra Señora del Rosario fue necesaria la construcción de una capilla mucho más grande, para lo cual los señores José Eguizábal y José Samayoa consiguieron el terreno en donde fue edificada y que, según algunos relatos de la época, se levantó una capilla elegante y maravillosa, posiblemente la mejor de toda la ciudad. El 29 de julio de 1773 la ciudad de Santiago de los Caballeros fue destruida debido a fuertes terremotos. La capilla de la Virgen del Rosario se destruyó, lo que ocasionó que la imagen resultara severamente dañada; se partió en varias partes de diferente tamaño, algunas siendo aplastadas y otras deformadas. Los frailes dominicos recuperaron todas las piezas de la imagen y, utilizando una pintura de la misma (que se encuentra hoy en día en la Basílica de Esquipulas), se mandó a restaurar la imagen sin sufrir mayores modificaciones.

ROSARIO 2

Dicho trabajo, siendo la restauración más significativa que ha tenido la imagen, fue realizado por el platero Joseph Cornelio de Lara, quien entregó la imagen en 1774. Debido a esta catástrofe, las autoridades de la época deciden trasladar la capital hacia el Valle de la Ermita en 1776. Poco más de dos años después, a mediados de 1778, los padres dominicos tenían ya levantada una gran iglesia provisional y gran parte del convento. No se sabe con certeza la fecha en que la imagen del Rosario fue trasladada a la Nueva Guatemala, pero sí se tienen registros de que la misma estuvo alojada, durante algún tiempo, en la casa del Ministro de la Real Hacienda, D. Francizco de Náxera, mientras se terminaba la construcción de la nueva iglesia.

El 5 de noviembre de 1808 fue bendecido el nuevo templo dominico; a las cuatro de la tarde, la imagen de Santo Domingo de Guzmán salió en procesión desde su nuevo templo hacia la casa del Ministro de la Real Hacienda, para recoger a la Virgen del Rosario y retornaron ambas imágenes al templo recién terminado. En 1833 la imagen fue declarada como Reina de la República de Guatemala. El 1 de octubre de 1843, el entonces presidente de la República, Señor Rafael Carrera, nombra a la Virgen del Rosario como Patrona de Armas del Estado.

En 1888 el papa León XIII establece que la Iglesia católica debe celebrar el mes del Rosario, por lo que se inició dicha celebración en el templo de Santo Domingo impulsado por el padre dominico Julián Riveiro. Cuando fue nombrado arzobispo estableció que el rezo se realizara en todas las parroquias de la República. El 16 de octubre de 1931, el papa Pío XI decreta que la imagen del Rosario será coronada. Es el 28 de enero de 1934, que se lleva a cabo la Coronación Pontificia de Nuestra Señora del Rosario, a manos del arzobispo de Guatemala, monseñor Luis Durou y Sure. Dicho acto se llevó a cabo frente a Catedral Metropolitana para dar cabida a todos los devotos que querían presenciar tan solemne acto.

El arzobispo nombra a Nuestra Señora del Rosario como Madre, Reina y Patrona de la República de Guatemala. Además de ello, el Papa también donó la Cruz del Rosario de 15 misterios que la imagen utilizó en tan solemne acto. Debido a la devoción y gran número de peregrinos que visitan a la Virgen del Rosario, el papa Pablo VI emite una bula, el 27 de septiembre de 1970, con la cual eleva al templo de Santo Domingo a Basílica de Nuestra Señora del Rosario.

Le puede interesar:

https://elsiglo.com.gt/2016/12/11/la-iglesia-santo-domingo/

Redacción

Equipo de redacción