Press "Enter" to skip to content

Respeto debe ser mutuo

Con marchas conmemorando el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, varios grupos de féminas se movilizaron ayer en el centro de la ciudad. Exigieron a las autoridades respeto a sus derechos y que cese la violencia contra ellas. Se concentraron en la sede de la Corte Suprema de Justicia y el Palacio Nacional de la Cultura. Si bien las mujeres guatemaltecas han sido objeto por generaciones de maltrato y violencia se hace necesario que se fomente el respeto entre niños y niñas, entre jóvenes y adultos de ambos sexos. Para erradicar la violencia contra la mujer se debe empezar desde el mismo hogar, el hijo replicará lo que el padre haga con su compañera de hogar. O si este ha sido maltratado en el seno de la familia.

Es importante también que los padres de familia se preocupen de darles a sus hijas lo necesario, empezando por cumplir con sus obligaciones económicas, además del cariño y la educación. Hay casos también donde algunas mujeres abusan de las leyes que ahora las protegen chantajeando a algunos hombres y en muchas ocasiones logran que vayan a la cárcel. Si se fomenta el respeto en el matrimonio, se puede evitar en principio la violencia. De acuerdo con el monitoreo que realiza el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) con datos del Inacif, hasta el mes de octubre de este año, lamentablemente 630 mujeres han fallecido por causas violentas.

Según esta organización la respuesta por parte del Estado al requerimiento de justicia por estas muertes es nula, escasamente a diario la resolución de los casos de homicidios llega a penas a un 2%, este dato ha continuado de esta misma forma por muchos años. La inversión presupuestaria en la mujer alcanza tan solo un 1.55% esto de acuerdo con un informe presentado por el GAM. Al igual que en el caso de los hombres la cifra más alta de muertes de mujeres es provocada por arma de fuego, pero es en un porcentaje menor ya que representa el 63.97%, a nivel general este dato es del 80%. En el 2015, la asfixia representa un 22.98%, las muertes por arma blanca representan un 11.36%, en un 1.70%, las decapitaciones y desmembramientos. En el caso de los desmembramientos, se considera que este tipo de crímenes, evidencian una planificación, alevosía, ventaja y premeditación, la cual puede estar o no en el contexto familiar o dentro de una organización criminal.

Se debe enfatizar que el evidenciar que las mujeres que sufren violencia o son víctimas de muertes, no quiere decir negar que hay mujeres que pueden cometer hechos delictivos, mismos que deben ser procesados y están penados por nuestra legislación,  pero se debe entender que en un alto porcentaje las mujeres son víctimas por la misma razón de ser mujeres. Si a lo anterior le agregamos que tan solo en el 2015, en el Inacif se hicieron 3,749 evaluaciones clínicas por maltrato a mujeres, datos que evidencian las distintas formas de violencia que enfrentan, es importante señalar que muchos casos se producen dentro del mismo hogar. En 2015 los departamentos de Escuintla y Guatemala son donde más muertes de mujeres se reporta. A nivel nacional la tasa de maltrato a las mujeres es de 23 víctimas por cada 100 mil habitantes, en donde Zacapa es el departamento que reporta la tasa más alta con 96 víctimas por cada 100 mil habitantes.

%d bloggers like this: