Press "Enter" to skip to content

Gobierno endeuda con millones, el futuro de Guatemala

Por: Pablo García

Guatemala endeuda a guatemalaEl representante para América Central del Banco Mundial, Humberto López, indicó que slo le pueden prestar más al gobierno de Guatemala, si logran incrementar a 15% del Producto Interno Bruto (PIB), la recaudación. El Banco Mundial aprobó este pasado 17 enero, dos préstamos, el primero por $45 millones, llamado Infraestructura urbana y prevención de la violencia, un segundo préstamo llamado, Transparencia y Eficiencia en la Administración Tributaria por $55 millones y el más reciente anterior a estos dos, en noviembre 17 del 2016, titulado: Primera Mejora De La Gobernanza de los Recursos Públicos y la Nutrición, por $250 millones.

El gobierno se gasta todo lo que le ingresa en impuestos para pagar los gastos de funcionamiento, y financia con créditos, donaciones y préstamos todo lo que debía haber estado haciendo en obras y servicios esenciales para los guatemaltecos. Debería, porque en todo 2016, llegaron a 42% de ejecución de los créditos y préstamos actuales. O sea, se solicitan préstamos para servicios esenciales a la población, pero los mismos no se realizan, ejecutan y cumplen.

PIB REAL VERSUS PIB ACTUAL

Pero lo real es que el Producto Interno Bruto, ya es inflado con las remesas familiares, 10.4% que no son generadas ni producidas en Guatemala, e inflado también por la deuda que todas las instituciones públicas realizan tanto con las instituciones financieras nacionales e internacionales, aunque su ejecución en 2016, haya llegado a 42% de todos los créditos públicos en 2016. La intermediación financiera creció en Guatemala, a la cifra nunca antes vista de 9.4% del PIB.

REFORMAS CONSTITUCIONALES ENCARECIERON CRÉDITOS

La ganancia de los bancos y financieras en Guatemala, se volvió astronómica desde que en 1994, se le prohibiera al Banguat, prestarle o darle dinero directamente al Gobierno Central, en una reforma constitucional, propuesta por el sector privado que ahora encarece los créditos que Guatemala en el sector público requiere para funcionar y hace que todos los guatemaltecos que no pertenecemos al sector público paguemos más caro las tasas, por siempre estar compitiendo por dinero con el Gobierno central y resto de instituciones públicas.

Que el Gobierno central no le pague al Banguat, es lo mismo a pedirle prestado dinero, pero sin cálculo de intereses. En el estado general del Banguat aparece una cuenta denominada Restauraciones de Patrimonio por cobrar al Estado de Guatemala, al 31 diciembre 2016, por Q24,841,778,877.03. Lo que se le debe al Banguat, en términos del presupuesto de este año 2016, casi está llegando a un tercio o casi la mitad de todos los impuestos recaudados en 2016.

URGEN INDICADORES REALES

Si el potemkismo* no fuera posible en Guatemala, pues tendríamos la obligación legal y moral de reducir el PIB, a sus niveles reales. Descubriríamos una realidad chocante. Que en Guatemala la base tributaria es aproximadamente un 12% en el pago de impuestos directos, y que la productividad del guatemalteco, anual, en función del PIB, debería de ser un 50-67% del Pib, actual, o tal vez hasta menos.

En la realidad, el PIB, no sería de casi los $600 mil millones. Sería una producción interna bruta de unos $400 mil millones, la real por quitarle al PIB, las remesas y todas las cuentas que realmente no pertenecen en el PIB actual. En ese mundo real, se recauda actualmente, según la Superintendencia de Administración Tributaria $7,100.55 en 2016, y entonces la tributación a la SAT, llega a un 17.75% anual y eso a un PIB de unos $400 mil millones. ¿Alguien que le avise y le explique, al representante del Banco Mundial que Guatemala ya paga los impuestos que ellos exigen para poder endeudar más al sector público del país?

TAMPOCO LLEGAN A LA METABanco Mundial DE RECAUDACIÓN

Las instituciones financieras internacionales, exigen el cumplimiento de pago de impuestos, tarea que solo cubre el 12% directamente, y esta exageradamente pequeña base tributaria, carga con casi la totalidad de los Q53,680.2 mil millones que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), dijo, habían recaudado en 2016.

Ese monto es Q2,914.4 millones menos que la meta que plantearon y acordaron en febrero 2016 (Meta recaudación 2016, Q56,594.9 millones, y meta recaudación, neta de Q53,850.4 millones), eso y que la canasta básica creció arriba del 10.28% (Instituto Nacional de Estadística), la inflación 4.23% (Banco de Guatemala, Banguat) y el PIB, creció entre 3.1 y 3.6%, y Banguat, el año pasado, todos indicadores que inflan la recaudación en 2016, ya que con precios mayores, más es lo que para en impuestos cada consumidor y emisor de facturas, y más se recauda por la SAT.

De acuerdo con lo que establece la ley orgánica, Decreto 1-98 (modificado) el artículo 27, inciso G, y luego inciso b, indica «La situación de la economía»; O sea tanto lo que quitan como responsabilidad externa a la SAT, en el acuerdo de recaudación, como lo que deberían de agregar (inflación, crecimiento en PIB, etcétera) debe ser tomado en cuenta para la meta de recaudación acordada.

No es posible que solo se beneficie la SAT con la renovación de un contrato para el Superintendente de la SAT, y luego un bono a todos los empleados, y un 2% de la tributación, si realmente no llegaron a la meta en 2016.

%d bloggers like this: