Press "Enter" to skip to content

Máxima prioridad: Seguridad y Justicia

Me dicen mis amigos que ya no se puede vivir en Guatemala porque la inseguridad está desbordada.  Que los crímenes están a la vuelta de la esquina y que los asesinatos son el pan de cada día.  Les digo que no es cierto, que si analizamos objetivamente las muertes violentas, estamos mejor.  Pero, ¿por qué esa percepción de que estamos peor? Basta con ver las noticias para percatarse que hay un grave problema.  Solo esta semana han ocurrido asesinatos indignantes y que atemorizan a cualquiera.  Para comenzar, el fin de semana aparecieron muertos dos niños metidos en un par de costales, amarrados y con una bolsa de plástico en la cabeza.  Estos niños fueron secuestrados y luego asesinados porque supuestamente la familia no pudo conseguir el dinero del rescate.  No sé la razón de esta muerte pero se me hace que debe ser otra.  El secuestrador debe ser una persona desquiciada para poder haber cometido semejante crimen.  Me sentí frustrado y me afectó mucho la noticia.  ¿Cómo no se va a incrementar la percepción de inseguridad con este tipo de hechos? 

Como si fuera poco, hace 2 días asesinaron a 5 taxistas.  A mí me suena a extorsión hacia los propietarios de los taxis para que paguen alguna cantidad a cambio de respetarles la vida.  Seguramente hicieron esto porque no se les tomaba en serio y ahora actuaron.  Esta es la misma forma de operar de las bandas criminales que extorsionan a los pilotos de los buses urbanos y extraurbanos.  En enero vimos muchos pilotos asesinados por estas bandas criminales.  ¿Cómo no sentir desesperación y una creciente percepción de incremento en asesinatos con estos hechos? Pero vámonos a las estadísticas.  Como mencioné, si analizamos objetivamente el dato de muertes violentas, de un pico que llegamos a 46.4 homicidios por cada cien mil habitantes en 2009 bajamos a 27.4 homicidios por cada cien mil habitantes el año pasado.  Una tendencia que nos dice que cada año las muertes violentas por crímenes van disminuyendo.  Es cierto que el robo de celulares ha aumentado.  Esto es un hecho objetivo y esto no solo aumenta la criminalidad en ese sentido sino la percepción de que la inseguridad está peor.

Considero que la Policía está trabajando cada día mejor pero no es suficiente.  No es únicamente con la Policía que se reducirá a niveles de un país civilizado las muertes violentas y los robos de celulares.  Esto ocurrirá cuando el Gobierno entienda que la función principal por la que se justifica su existencia es precisamente la seguridad y la justicia.  En vez de estar perdiendo el tiempo y recursos en mil cosas debe concentrarse en Seguridad y Justicia.  Debe canalizar recursos de Ministerios que no deberían existir hacia este rubro. El Congreso está por aprobar unos cambios a la Constitución para mejorar el sistema de Justicia.  Hay varias cosas que la mejoran y otras que la destruyen.  Si se elimina el tema de la jurisdicción indígena que lo único que hace es crear desigualdad ante la ley y una inseguridad de cómo será tratada la gente en caso de un acto penal y si se elimina la injerencia de un organismo sobre otro para evitar la destrucción de la división de poderes entonces considero que podemos avanzar en el tema.   Pienso que se hubieran usado algunos elementos de la propuesta de ProReforma que en este tema, de seguridad y justicia, muchas personas de diferentes ideologías ya estaban de acuerdo. Sea como sea, la máxima prioridad si no la única del gobierno deben ser Seguridad y Justicia.  En lo demás no debe meterse el gobierno porque los individuos en lo privado lo hacen mil veces mejor.

%d bloggers like this: