Press "Enter" to skip to content

Primer ministro británico llama a Escocia a la unidad ante la UE

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, se pronunció en contra de un segundo referendo independentista en Escocia e hizo un llamado a cerrar filas ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) conocida como brexit. “Mi posición es muy simple y no ha cambiado. Ahora no es el momento para hablar de un segundo referendo sobre la independencia”, dijo en la ciudad escocesa de Glasgow. Recordó que Reino Unido está a punto de iniciar las negociaciones de salida con la Unión Europea y es momento de unidad.

“Ahora es el momento en que deberíamos de aunar esfuerzos y no estar separados. Aunar esfuerzos para asegurarnos que encontraremos el mejor acuerdo para el Reino Unido”, señaló. La política conservadora dijo en su mensaje a funcionarios públicos que sería “injusto para la gente de Escocia tomar una decisión tan importante” cuando no tienen todos los hechos y nadie sabe cuál será el resultado de las negociaciones.

AL DEJAR LA UE ESTA SE VUELVE MÁS IMPORTANTE

“No hay que permitir que la unión se vuelva más débil”, en momentos en que todos los esfuerzos están enfocados en negociar un buen acuerdo con Europa. La primera ministra activará este miércoles el artículo 50 del Tratado de Lisboa para iniciar las negociaciones de salida que pueden durar un plazo máximo de dos años. “Estamos en el umbral de un momento importante para Gran Bretaña al iniciar las negociaciones con la Unión Europea”, aseguró May. Entretanto, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, buscará que el parlamento apruebe mañana un segundo referendo independentista que se realizaría a finales de 2018 o principios de 2019.

Las dos políticas más poderosas del Reino Unido de ideologías opuestas (May de derecha y Sturgeon de izquierda) se reunieron en privado este lunes en un encuentro que fue catalogado por la prensa local de cordial y reunión de negocios. Sturgeon, quien es la líder del Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) insiste en que la solución para Escocia es separarse del Reino Unido y solicitar su membresía a la Unión Europea como un país independiente. En el referendo de 2014 el “NO” a la independencia ganó con el 56% de los votos del electorado.

Comments are closed.

%d bloggers like this: