Press "Enter" to skip to content

Enraizada pugna

James Rodríguez hizo el primer gol del Real Madrid ante Leganés.

falta de ocho jornadas por disputar, los planteles españoles del Real Madrid y Barcelona no se dan libertades, los blancos mantienen dos puntos de ventaja sobre los azulgranas, aunque cabe recordad que los campeones de europa cuentan con un colchón aguardado, el encuentro que mantiene pendiente ante el Celta. En la disputa de la jornada 30, el Real Madrid ganó 4-2 en el campo del Leganés, con doblete de Álvaro Morata, manteniendo el liderato con dos puntos de ventaja sobre el Barcelona que goleó 3-0 al Sevilla.

El Madrid sacó adelante un partido raro frente a un Leganés tan errático como voluntarioso y se mantiene en lo más alto de la clasificación para afrontar el derbi del sábado en el Bernabéu. Un triunfo sin la BBC por necesidades del guión. Tres goles en ocho minutos. Esta fue la tarjeta de presentación del Real Madrid en Butarque. Tres goles en tres llegadas entre errores de los locales y aciertos de los madridistas. A los 23 minutos de juego parecía que todo estaba decidido por juego y por marcador. El doblete de Morata y el gol de James después de un contragolpe bien llevado invitó a más de uno a dejar su asiento y tomarse una cerveza en un bar del barrio.

El Leganés acusó el golpe de los tres goles bajando la presión y la intensidad de su juego, hasta que llegó el gol de Gabriel (32) y el posterior de Luciano (35), que volvía a animar a los locales y ponía el susto en el cuerpo de los madridistas. Tras el descanso, el Real Madrid tomó el mando de nuevo y sumó un nuevo tanto, en este caso de Mantovani en propia puerta a los tres minutos de la reanudación. Ahí acabó el choque.

Tritura al Sevilla

Salió el Barsa con el cuchillo entre los dientes. Arrollador, con una vitalidad que metió al Sevilla en su área desde el primer pase. Messi estrelló un balón contra el larguero y Rakitic mandó un remate de cabeza fuera por poco.  Tras el arreón inicial, el Sevilla se estiró. Fue capaz de encadenar cinco pases seguidos y sus jugadores respiraron. Tanto que se acercaron hasta el área del Barcelona. Nzonzi dispuso de un mano a mano con Ter Stegen tras un saque de banda pero el balón acabó en saque de esquina.

Parecía que se había diluido el empuje inicial del Barcelona pero no era así. Volvió a la carga el equipo de Luis Enrique y Luis Suárez marcó un gol espectacular, quitándose de encima a Pareja y ejecutando una especie de chilena que superó a Sergio Rico. Se rompió el partido y se quebró el Sevilla. Al borde la media hora comenzó una tormenta y en ocho minutos el partido ya estaba cerrado con un doblete de Leo Messi. Con una hora por delante los tres puntos ya estaban asegurados.

%d bloggers like this: