Press "Enter" to skip to content

Ambición no es lo mismo que avaricia

#ItzaBal

En la Biblia, según el Deuteronomio 23, hay un inventario de cosas que no se deben hacer, si se quiere entrar en la congregación de Jehová, y entre el listado de sugerencias llaman poderosamente la atención los versículos 19 y 20 que establecen: ¨No exigirás de tu hermano interés de dinero, ni interés de comestibles, ni de cosa alguna de que se suele exigir interés¨, sin embargo y desde la edad media tales prohibiciones fueron superadas por los usureros y permitidas por la iglesia al haberse cambiando la palabra interés por la de ¨comisión¨ y así, hoy por hoy tenemos todo tipo de usura disfrazada de intereses legales.

Según la obra de Dante ¨La Divina Comedia¨, una parte del séptimo círculo del infierno está reservada para los usureros y los avaros, allí se torturaba a los prestamistas y codiciosos con tierra ardiente y nieve helada.

Desde la antigua Mesopotamia alrededor de hace 3 mil años, hasta nuestros, días el dinero ha estado ligado a la historia de la humanidad, y a su vez su posesión o tenencia han estado ligados con el concepto de ambición o avaricia; desde la aparición del dinero e incluso antes de él, estos conceptos han estado presentes en nuestras sociedades y su aplicación es la causa de las grandes crisis económicas tanto a nivel financiero global como a lo interno de nuestras finanzas personales.

Según el diccionario, Avaricia ¨Es el afán o deseo desordenado de poseer riquezas, bienes, posesiones u objetos de valor con la intención de atesorarlos para uno mismo, y mucho más allá de las cantidades requeridas para la supervivencia básica y la comodidad personal¨, generalmente es simbolizado con la imagen de un lobo hambriento o con una serpiente, y gran parte de los males que la humanidad ha atravesado (guerras, crisis financieros o grandes depresiones) han sido debido a la avaricia desmedida del hombre a lo largo de su historia.

¿Es lo mismo Ambición que Avaricia?

En la película Wall Street, (uno de los clásicos del cine), el personaje Gordon Gekko interpretado por el actor Michael Douglas, al referirse a la avaricia frente a un grupo de accionistas expresa: ¨La avaricia a falta de una palabra mejor; es buena, la avaricia; es correcta, la avaricia funciona, la avaricia impulsa, encuentra caminos y captura además la esencia del espíritu evolutivo, la avaricia en todas sus formas da impulso a la vida, al dinero, al amor, al conocimiento, y ha determinado la evolución de la humanidad…¨. Creo que el señor Gekko o quien realizó la traducción quiso referirse a la Ambición, ya que en ocasiones, se suele confundir la ambición con la avaricia, mediante la cual, una persona avariciosa podría dañarse a sí mismo o a los demás para conseguir lo que sea; mientras que la ambición en contraste, tiene que ver y se relaciona con el deseo de ser mejor, con el deseo de querer superarse a sí mismo y lograr abrirse caminos en la oscuridad, a diferencia de la avaricia, los romanos simbolizaban la ambición con alas y espadas, a manera de expresar la prontitud con la que querían ejecutar sus planes, y para ello utilizaban aquel aforismo latino que reza: Ad astra per aspera, que significa: A las estrellas por el camino difícil.

La ambición es buena siempre y cuando sea dentro del marco de lo legal y humano; sin embargo recuerde también que esta debe ser moderada, ya que de lo contrario todo aquello que practique en exceso puede llegar afectarle en sus relaciones familiares, sociales, o de cualquier otra índole, la clave está en la perseverancia, y recuerde siempre que lo que vuelve más fuerte su mente, y más capaz de controlar sus emociones, es la disciplina y la reciedumbre interior.

TEXTO PARA COLUMNISTA
%d bloggers like this: