Home > Columnas > Por qué es importante enseñar a pensar en educación?

Por qué es importante enseñar a pensar en educación?

NuevaSociedad

La discusión actual de la teoría educativa versa sobre el desarrollo de la capacidad de pensar,  que poseen los humanos. Pensamos sobre muchas cosas y de diferentes maneras. En educación se ha definido que el fin es la enseñanza y el aprendizaje. Sobre esto existen diferentes teorías educativas que estudian cómo es posible hacer realidad el pensamiento humano. Las más recientes perspectivas que abordan este proceso para las sociedades desarrolladas son: 1.El método directivo o el método de los conocimientos prácticos. Es el que hace énfasis en el estudio sistemático de las técnicas del pensamiento  y enfatiza en cómo se puede desarrollar la capacidad básica de pensar.

Esto le define su objeto de estudio y convierte a la educación en una disciplina propia. El teórico más reconocido de la teoría instrumental es Edward de Bono con el concepto del método cognitivo o CoRT  definido en inglés como Cognitive Research Trust -investigación cognitiva-, y Reuven Fueerstein  con el de (IE) Instrumental Enrichment -enriquecimiento instrumental-.  2. El segundo modelo es el denominado de inculcación. Tiene como objetivo lograr una mayor eficacia del pensamiento con estrategias que transforman la enseñanza de las disciplinas escolares para fortalecer las facultades intelectuales de los estudiantes. Los cambios radicales  están en la forma de presentar los materiales y en las respuestas exigidas a los estudiantes. Sus métodos de enseñanza buscan mejorar el razonamiento, la resolución de problemas y el análisis. Y 3. Son los teóricos que se interesan en aplicar el conocimiento cognitivo a la enseñanza del pensamiento actual. 

La primera corriente desarrollada por De Bono considera que el pensamiento crítico  occidental que es el pensamiento analítico de causa-efecto o método científico, pese a sus grandes avances, no bastan en la actualidad. Falta que enseñar la creatividad  como capacidad para generar nuevas hipótesis, no solo aplicar las viejas. Esto, según De Bono, le da al estudiante una manera eficaz para aplicar su capacidad de pensamiento por medio de herramientas nuevas para la solución de problemas. La corriente del pensamiento filosófico escéptico o académico le cuestiona a de De Bono la utilización del conocimiento disciplinario y su enfoque del uso de técnicas ya que deja de lado el conocimiento interdisciplinario y la investigación cualitativa.

La segunda corriente es la de la inculcación  del conocimiento de afuera hacia adentro. También recurre a las disciplinas para transferir el conocimiento. Pero ven al pensamiento como un entrenamiento   para transferir el conocimiento. Lo cual también es cuestionado o criticado. Se le señala  que no es la única manera adecuada de aprendizaje para todos los campos del saber. La tercera teoría educativa es la de Howard Gardner, desarrolla una perspectiva  diferente al considerar que la mente y el cerebro no son resolvedoras de problemas ni una maquina general de pensar. Existen diferentes tipos de capacidad humana, no todos son iguales ni capaces en todos los sentidos. Algunas personas son muy buenas para algunas cosas y otros lo son para otras. Para Gardner las diferentes culturas dan diferentes valores a las distintas formas de inteligencia. Cuestionado así la parcialidad de las dos teorías anteriores. Critica la unidimensionalidad de la transferencia, de la inculcación del conocimiento y de la evaluación entendida como cuantificación principalmente.

La filosofía también ha aportado al respecto que el conocimiento también forma la capacidad de razonar y de emitir juicios, así como la capacidad de investigación científica y del pensamiento. Lipman propone cinco vías que son 1) razonamiento, 2) investigación, 3) formación de conceptos, 4) traducción y 5) disposición crítica. Otra vertiente llevada a cabo por M. Caillot demuestra que el aprendizaje es posible con la multidisciplinariedad y la investigación al utilizar la informática para potenciar la cantidad y capacidad de los datos  y las formas especiales de utilizarlos para resolver problemas. Esto ampliado la capacidad educativa actual y ha sido muy útil para los estudios del medio ambiente y la geografía. También se ha innovado en la enseñanza de las matemáticas, en las ciencias, las artes, las humanidades y la cultura.

En resumen a partir de las teorías, prácticas realizadas en educación, resultados nuevos obtenidos y los cuestionamientos  que se hacen, es que aún no se puede afirmar con certeza cuál es el mejor método o forma de enseñar. Si se considera que el objetivo es una buena educación como una concepción que abarca la teoría, la práctica, la ética y la informática, entre otros temas. El énfasis  sobre su estudio no puede hacerse  sobre todo en los avances de las técnicas cognitivas. La educación no es sólo cuestión de técnicas de pensamiento, sino también tiene que tomar en cuenta y estudiar  la calidad de los pensamientos y el vínculo existente entre el pensamiento  y la acción concreta. Es importante aportar y hacer una llamada de atención en este punto, pues a pesar de la utilización y avance de la informática y su potencial como herramienta para enseñar a pensar, apenas se está comenzando a investigar su impacto en la educación y en la teoría del conocimiento. La gran conclusión es que con el avance de la inteligencia artificial y de los sistemas expertos, no se ha logrado o realizado grandes cambios significativos en educación que signifiquen una revolución educativa.

TEXTO PARA COLUMNISTA