Press "Enter" to skip to content

Obstáculos corporativos

Hablemos De Economía

Como todos sabemos las empresas se hacen y se instalan para lucrar, no obstante, el éxito de las compañías no radica solamente en las ganancias que estas puedan tener a lo largo del tiempo.

A través de mi experiencia, he venido aprendiendo y conociendo que muchas de las empresa hoy en día a nivel nacional, tienen tropiezos en el transcurso de su desarrollo, tales como: Excesiva burocracia en los trámites de inscripción e instalación de las mismas, impuestos y aranceles innecesarios que lo único que hacen es restar competitividad y productividad en el paìs, competencia desleal en todos los ámbitos en la cual se desarrolla y sobretodo corrupción y contrabando en productos tangibles.

Según datos de la CEPAL, en los países en desarrollo como Guatemala, entre el 50% y el 70% de las PYMES desaparecen entre los primeros tres años de vida, esto quizás porque no existe ningún apoyo por parte del gobierno que los incentive a ser productivos y competitivos tanto a nivel nacional como internacional.

Otros datos interesantes son: Que el 80% de las empresas guatemaltecas son Pymes y que según la encuesta empresarial de Asies, el 71% de dichas empresas mejoraron sus ingresos en el 2017.

Por ejemplo, la Asociación Argentina para Pymes asegura que solo el 7% logra llegar al segundo año de vida y el 3% alcanza el quinto año de sus operaciones comerciales en dicho paìs.

Existen muchos datos de fuentes fidedignas, que muestran la mortandad de las Pymes en América Latina y en las economías emergentes que solo el 70% de ellas alcanzan los cuatro años de vida.

Otro punto importante, a tomar en cuenta es que: Una empresa exitosa se establece mediante un clima laboral estable, una buena salud financiera, buenos programas de capacitación y adiestramiento para sus empleados y un exitoso plan estratégico de mercadeo para llevarla a la cúspide de sus objetivos y lograr con esto contrarrestar las amenazas de la competencia en un determinado tiempo.

De acuerdo, con lo que dice el Analista de Negocios  Carlos Luna Rivara, las empresas con mejores prácticas de gobierno son más competitivas y cuentan con más probabilidades de crecer y ser sostenibles a largo plazo, que al final esto es lo que se busca.

Otro punto de vista analítico hecho por Juan Cucci, director de ADEN Business School, es que las empresas carecen de un objetivo claro y compartido y una evaluación incorrecta del atractivo del mercado y de sus ventajas competitivas.

Además de valoración errónea de los recursos, elaboración de soluciones sin integridad, ineficiente comunicación estratégica de quienes deben ejecutarla, ausencia de competencia y liderazgo.

Por lo que, una visión clara, es orientar objetivos y tomar en cuenta los factores negativos que ayuden a evitar desaciertos que puedan afectar la rentabilidad de las empresas.

Creemos que degradar el ambiente laboral, tener incumplimientos legales, carencia de capacitación, desatender posibles cambios de mercado y tener mala calidad en los productos y servicios, conllevan al fracaso de la misma.

Por lo tanto, como buenos administradores de Pymes debemos de convertir el fracaso en éxito y esto solo se logra en base a claros objetivos que nos lleven a lograr lo que en realidad queremos, partiendo de una misión  y una clara visión empresarial.

Según la comisión de la micro y pequeña empresa (Conamype) las causas del fracaso se pueden agrupar en cinco grandes categorías que son: Problemas para vender; producir y operar; controlar; dificultades en la planificación y obstáculos en la gestión.

De acuerdo, al profesor Nicholas Virzi de la URL la estrategia de las empresas en especiales las Pymes para erradicar estos errores consiste en: ” Poner al cliente de primero y enfocarse en la calidad “. 

En mi opinión he tenido la oportunidad de experimentar que para ser exitoso se necesita de una buena determinación, metas claras y objetivos concisos. Es importante también tener a todos los miembros incluidos en una cultura organizacional altamente competitiva alineada con una estupenda estrategia empresarial y no solamente a la alta gerencia y obviamente, tomar acertadas decisiones estratégicas que nos lleven al éxito en el futuro.

Por ejemplo, el crecimiento debe ser visto de una manera simultánea, en un proceso que incluya a todos los departamentos o áreas de la compañía.

Un dato interesante que se me había escapado es que según la OCDE  alrededor del 80% de los inversionistas pagaría por una empresa con un buen gobierno corporativo, debido a que dicha herramienta de gestión brinda mayor seguridad en las inversiones y otras prácticas corporativas sanas.

Para concluir, insto a todos los que somos responsables o tenemos cargos importantes en las compañías a hacer una revisión exhaustiva en los departamentos o áreas de las empresas, para lograr hacer una reestructuración completa de todo aquello que nos afecte y nos haga ser menos competitivo en el mercado.

Por lo cual, tomar decisiones acertadas nos hará ser más productivos y por ende más competitivos a nivel nacional e internacional.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: https://elsiglo.com.gt/2019/04/11/macrotendencias-y-microtendencias-para-latinoamerica/

%d bloggers like this: