Press "Enter" to skip to content

Los partidos políticos y el juego democrático

Barataria

En las últimas dos semanas, Guatemala se ha visto envuelta en una situación inédita relacionada con el proceso electoral.  Habiendo concluido el evento eleccionario al día de hoy no se ha oficializado los datos por parte del Tribunal Supremo Electoral lo que hace que no se hayan adjudicado la totalidad de los cargos de los electos y aunado a ello, aunque sabemos quiénes son los candidatos que disputarán la segunda vuelta para la elección presidencial, aún carecen de declaración oficial.

En medio de gritos de fraude y acusaciones al Tribunal Supremo Electoral no debemos perder de vista uno que uno de los grandes actores importantes de este evento resultan ser los Partidos Políticos quienes a la larga también son los protagonistas del mismo.  En Guatemala, los partidos políticos en realidad no son organizaciones políticas, sino más bien resultan ser empresas electorales, maquinarias de clientelismo electoral las cuales no están dirigidas por un líder carismático, sino por una especie de “cacicazgo” determinado de alguna manera para conseguir el asalto al poder.

Los Partidos Políticos actuales tienen la característica principal de ser maquinarias electorales o empresas electoreras pertenecientes a una familia, una persona o un grupo de personas pero distan mucho de ser verdaderas organizaciones políticas.  Sin hacer un exhaustivo examen claramente podemos observar que en Guatemala los partidos políticos en principio carecen de norte ideológico “amagan con la derecha y patean con la izquierda o amagan con la izquierda y patean con la derecha” y esto se hace más evidente en el Congreso en donde no se manifiesta el norte ideológico al tratar los asuntos públicos sino intereses sectarios, que claramente hacen ver a los partidos como agrupaciones literalmente “vendidas al mejor postor” no importando que postulados tenga el partido político sino los intereses claros de ciertos grupos de poder.  Esto mismo resulta claro si el partido se encuentra gobernando.  Además de ello, en sus cuadros se aceptan tanto personajes que se identifican con la “ideología” como quienes no se identifican con ella, hemos visto claros ejemplos de partidos de centro izquierda que han postulado candidaturas de personas de derecha o bien partidos de derecha que han postulado candidaturas de personas de centro izquierda. Lo que hace suponer que la inclusión de cuadros no es por identificación con la ideología del partido sino por razones económicas o de caudal electoral.

Otros aspectos que cabe resaltar de los partidos políticos es que no son democráticos en absoluto.  Hacen asambleas para proclamar candidatos para elecciones, pero en realidad ya todos los cuadros están designados “a dedo” por “la gente del partido” esta falta de democracia llega a tal extremo que de alguna manera se han “comprado” las candidaturas a cargos de elección popular y por ello hemos visto casos en donde algunos candidatos a diputados que van en primer lugar en sus distritos, colocan a hijos, esposas y otros familiares en las demás casillas garantizando su “inversión” ¿Esto es democracia partidaria?

Los partidos políticos tienen una gran responsabilidad en el país porque de ellos depende grandemente el juego democrático, son los vehículos por medio de los cuales se pueden acceder a la designación de candidatos a cargos de elección popular y de allí que la mediocridad de los funcionarios y dignatarios del Estado depende exclusivamente de las estructuras partidarias así como la agenda de país que pueda discutirse en el congreso.  De los partidos políticos depende la perfección del sistema electoral por las reformas que se hacen luego de una elección a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

Hoy en día vemos ex candidatos presidenciales y fiscales electorales de partidos políticos alegar una serie de imprecisiones del sistema electoral, algunos hasta han pedido la anulación de las elecciones; sin embargo además de carecer de autoridad moral para hacerlo porque las deficiencias del propio sistema les alcanzó en su funcionamiento deberán de hacer una clara retrospección de su propia organización, porque de seguir así los partidos políticos como hoy día estaremos condenados a la misma “vieja política” sin posibilidades de una “nueva política” que hoy día es totalmente inexistente con la totalidad  de los partidos políticos que hay porque para ello, deberán de realizarse profundos cambios dentro de sus propias organizaciones partidarias.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: https://elsiglo.com.gt/2019/06/23/hubo-fraude-electoral/

Comments are closed.

%d bloggers like this: