Home > Columnas > Debemos Informarnos, meditar y razonar

Debemos Informarnos, meditar y razonar

Petardo

Debemos analizar y comprender la Inmigración a EEUU.  La inmigración ilegal a los Estados Unidos, también mencionada como inmigración indocumentada, es la situación en la que extranjeros de los Estados Unidos ingresan al país sin el permiso del gobierno federal (por ejemplo, una visa) en violación a las leyes migratorias de ese país, o también permaneciendo en el mismo más allá de la fecha de expiración de la visa, también en contravención de la citada norma. En 2012, la administración de Obama gastó 18 mil millones de dólares en programas de control de la inmigración; más que el presupuesto para las otras agencias de control autorizadas por ley aquel año. El Centro de Estudios Migratorios estimó que la población inmigrante ilegal en los Estados Unidos al año 2008 llegaba alrededor de 11 millones de personas, inferior a los 12,5 millones de personas del año anterior.  Otros estiman rangos de 7 a 20 millones.

Desde la política de globalización se fueron dando cambios para algunos favorables, otros aun ignoran y a otros desfavorables. Las grandes potencias mundiales fuero repartiendo territorios, según su conveniencia. Actualmente existen en muchos países grandes problemas políticos, sociales, económicos, de trabajo , educación alimentación y muchos más, de lo cual Guatemala no es la excepción. En centro América, hondureños, salvadoreños y otros países están buscando algunos habitantes donde sobrevivir y da como resultado las migraciones.  Estados Unidos tratando de evitar el problema migratorio le exige a Honduras , Salvador, y Guatemala apoyo para que no sea ese país invadido por personas que no cumplen con la ley migratoria y nosotros debemos comprender que a ellos les asiste en parte la razón. La migración humana se refiere a los procesos de migración de los seres humanos, forzada o voluntaria, consistente en el cambio permanente o semipermanente de la ciudad, región o país de residencia.  Si bien la migración suele ser un acto individual o limitado a pequeños grupos, habitualmente forma parte de desplazamientos masivos de población llamados corrientes migratorias.

Los seres humanos han migrado desde los orígenes mismos de la humanidad, partiendo desde un pequeño punto ubicado en África hasta poblar todos los continentes y rincones del planeta. En términos prácticos todas las personas son migrantes o descendientes de migrantes. Las grandes migraciones humanas están relacionadas con fenómenos como el hambre y el desempleo, las guerras, las persecuciones políticas, étnicas y religiosas, los cambios y catástrofes climáticas, la trata de personas, la decadencia o auge de ciertas regiones, etc. Más recientemente ha aparecido la migración por causas turísticas. En la actual etapa de globalización, la alta movilidad de los capitales y los avances en los medios de transporte y comunicación, han impulsado los procesos migratorios.

A la vez y paradójicamente, las políticas migratorias restrictivas y las manifestaciones de xenofobia, unidas a la documentación masiva de la identidad de las personas y los medios tecnológicos de control de las fronteras, han buscado limitar los procesos migratorios, dando origen al fenómeno social de las llamadas «personas ilegales», o sin papeles. En estos países, la migración supone un alivio ante una fuerte demanda de empleo que su tejido económico no puede absorber, en casos, mitigando problemas de superpoblación, paliando también situaciones de pobreza en las familias migrantes o con miembros migrantes. Comprendamos y razonemos que todos debemos colaborar para solucionar las migraciones.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: http://elsiglo.com.gt/2019/07/25/transicion-veracidad-y-no-corrupcion/