#RickyRenuncia: ¿Por qué la gobernación de Ricardo Rosselló era insalvable?

Tras doce días de protestas masivas con un pueblo boricua que sin armas y en orden rugió, se hizo escuchar, vimos algo que tras años de protestas no ha podido darse en otros países como Venezuela, el pueblo habló y el gobernante no le quedó otra salida que escuchar. En la negociación política y en cualquier mediación en general, existe la figura de las concesiones, ceder algo con un valor grande, mediano o pequeño que ayude a salvar algo más grande. Después de las filtraciones del chat de Telegram la carrera de Rosselló estaba finiquitada, en la Fortaleza había un “rey muerto” gobernando y era cuestión de tiempo para que llegara un “rey puesto”, y esto él y su grupo íntimo —sí, ese mismo séquito que con él se burlaba de todos en Telegram— lo sabían muy bien. La concesión no se haría pensando en el futuro, gobernar más allá de su primer mandato era impensable, pues lo único que importaba era salvar el presente cuatrienio, lo único que importaba era cómo la historia registraría a su presente gobierno pues su reelección murió antes de nacer.