Home > Columnas > La lucha en Guatemala, para recuperar lo destruido

La lucha en Guatemala, para recuperar lo destruido

///
Comments are Off

Amo Guatemala

Para nadie es secreto que en la última década Guatemala sufrió severos ataques para imponer una agenda política oscura por parte de la CICIG, La ONU, El Pacto de Sao Paulo y la internacional socialista. Lamentablemente quienes nos debían de proteger (nuestros gobernantes) fueron malos, ejemplo de eso es el Gobierno de la UNE con Alvaro Colom, donde subieron todos los precios e incluso firmaron la asquerosa alianza de petrocaribe que solo perjudico a Guatemala.

También esta el ejemplo del asqueroso y corrupto gobierno del Partido Patriota, Con Otto Pérez que engaño a todos y solo se dedicaron a robar y estafar al pueblo de Guatemala, siendo este el gobierno más corrupto que nos ha tocado desde la era democrática, superando con creses al de Vinicio Cerezo y a Serrano Elías eso ya es mucho que decir.

El gobierno de Jimmy Morales no se puede decir que fue malo, simplemente no lo dejaron hacer nada, le impusieron ministros mafiosos socialistas como Lucrecia Hernandez Mack y lo atacaron desde el segundo mes que gobernó, llevando el record del presidente con más solicitudes de retiro de antejuicio que ha gobernado, pero Jimmy Morales tuvo los pantalones de extirpar el tumor que atacaba Guatemala llamado CICIG.

Esta guerra que destrozo la economía, el estado de derecho y convirtió la justicia en una vil burla fue dirigida por el flamante Iván Velásquez, apoyado por George Soros y sus achichincles en el país, junto con Guterres en la ONU, utilizaron la justicia para enjuiciar a los máximos exponentes de la derecha y el capitalismo nacional y así tratar de destruir su prestigio y generaron una gran división entre clases sociales.

Gracias a Dios todo poderoso este asqueroso ente dirigido por Velásquez llega a su fin el 3 de septiembre, esto sumado a que todos los partidos políticos de izquierda perdieron y no lograron hacerse con la guayaba, debilita enormemente a los socialistas que por las buenas o las malas nos quieren imponer sus políticas y perversiones como la legalización de las drogas y los movimientos degenerados LGTB.

Estos ataques socialistas debilitaron a Guatemala, pero la gente reacciono y aunque trataron de hacer fraude electoral no se quedaron con el poder ejecutivo pues las áreas urbanas hablaron y eligieron a Alejandro Giammattei como presidente de la nación.

Pero que ganara un presidente de derecha es solo el primer paso para iniciar con la reconstrucción del país, hay que destituir a los funcionarios que vendieron la nación como los magistrados del TSE, los magistrados de la CC, el asqueroso PDH y varios jueces que se plegaron a esta asquerosa agenda política.

También hay que limpiar el MP eliminando la nefasta FECI, y sobre todo tenemos que depurar a los empleados que dependen del poder ejecutivo que se plegaron a estas mafias y corrupciones, al presidente electo Alejandro Giammatei le queda una labor titánica pues no solo tiene que levantar la economía, bajar la delincuencia, mejorar la educación sino que también tiene que cuidar que en su gabinete no se le cuele ningún asqueroso socialista.

Además, también tiene que cuidarse de los izquierdistas que ya empezaron a atacarlo, en redes sociales, Giammattei tiene que recordar que su peor enemigo son los medios de comunicación faferos que se prestaron a la farsa de la CICIG y cuidarse de ellos que trataran de desprestigiarlo a capa y espada.

Es viable la recuperación nacional si el presidente electo juega bien sus cartas, pero necesita el apoyo de cada uno de los ciudadanos si es que queremos una mejor Guatemala, tenemos que cambiar de casette y ver para adelante, luchar por un mejor futuro, olvidar los resentimientos y trabajar como hermanos para una mejor patria.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: