Home > Columnas > Ser Feliz

Ser Feliz

Pluma Invitada

Este pequeño enunciado cuántas imágenes trae al pensamiento de los habitantes de este hermoso Planeta Azul.

La sociedad de nuestro siglo XXI está siendo manipulada por la mercadotecnia por lo que la gran mayoría de personas piensa en: tengo que tener la casa más grande de mi vecindario, tengo que tener el último modelo de tal marca de coches, tengo que tener una cuenta bancaria de mucho dinero, tengo que tener el cuerpo más hermoso según los anunciantes de éste o de aquél producto.

La pregunta es: ¿Por qué el 10% de la población mundial que es dueño de la riqueza no es feliz?

La vida transcurre y las personas dicen: tengo que llegar a este objetivo y voy a ser feliz. Por ejemplo los jóvenes dicen: cuando termine mis estudios voy a ser feliz, cuando tenga aquel trabajo voy a ser feliz.

Las personas con hijos dicen: cuando mi hijo sea un adulto voy a ser feliz.

Cuando me retire de estar trabaja y trabaja voy a ser feliz.

Otros dicen: cuando recobre la salud voy a ser feliz.

Parece ser que un porcentaje muy alto de los seres humanos van a ser felices cuando y cuando ese cuando llega parece ser que todo se convierte en otro cuando esto o lo otro.

Parece ser que la vida va transcurriendo y unos cuantos elegidos son los que pueden decir: soy feliz.

La pregunta es: ¿Por qué los seres humanos ponen su objetivo de ser felices cuando alcancen algo y no lo son cada día de su vida?

El día tiene 24 horas y supongamos que en esas 24 horas haya momentos algo complicados pero otras horas las convertiremos en agradables.

¿Por qué siempre se pone el ser feliz como una esperanza en lugar del ahora?

¿Somos seres sólo para el mañana?

¿Dónde está el ahora?

¿Qué nos pasa que como dice Erich Fromm en su extraordinaria obra escrita hace muchos años “Tenemos o Somos”?

Dada la trayectoria del pequeño enunciado: “SER FELIZ” tenemos que orientar el concepto “ser feliz”, no es tener, aunque como dice el refranero popular: como ayuda.

Es preocupante ese “SER FELIZ”

Tenemos organizaciones, como las Naciones Unidas (ONU), que tienen como objetivo proyectos para que las personas sean felices ahora. Su AGENDA 2030 PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE busca el bienestar económico, social y ambiental para los 193 Estados Miembros para que sus asociados generen en sus países el ahora para todos sus habitantes y deje de ser para el 10% de la población mundial.

Lo primero para ser feliz es saber:

¿QUIÉN SOY?

¿QUÉ HABILIDADES TENGO?

¿QUÉ INTELIGENCIAS, SIGUIENDO A GARDNER, TENGO?  para desarrollarlas porque de lo contrario iré caminado por la vida aprendiendo de los errores hasta encontrar quién soy.

Si conozco mis habilidades puedo educarlas y sacar de mí el mayor beneficio y la facilidad para cada día hacer las cosas de la mejor manera con el menor gasto de energía. Lo anterior me permitirá sentirme físicamente mejor.

Lo segundo para ser feliz tiene que ver con mis habilidades y mi área de conocimientos en el punto más alto de desarrollo. ¿Dónde puedo ofrecer al mercado de trabajo lo que sé hacer de manera extraordinaria porque ya me eduqué en ello?

Diríamos: ¿Dónde está mi abanico de oportunidades?

Esa sería la organización que me permitiría tener un trabajo en donde sería feliz porque voy creciendo en lo que hago y me gusta.

Si construyo mi vida de esa forma estaré en el lugar adecuado de oportunidades y no formaré parte de aquellos a los que se refiere Deaton en “El gran escape. Salud, riqueza y los orígenes de la desigualdad”.

Una vida organizada para ser feliz se alcanza porque ya no se vive para acumular bienes; se vive para ser un ser humano que desarrolla lo que tiene como ser humano y en el lugar adecuado. De esta menara comprará lo que necesite y su vida deja de ser el afán por tener y el trabajar más allá de lo que el cuerpo puede alcanzar.

Las personas al construir su vida de esta forma tendrán tiempo para muchas de las actividades buenas que tiene este siglo XXI.

¿Qué pasa con las personas que son adultos mayores?

También disfrutarían de la etapa de retiro porque la misma no sería el castigo de la sociedad porque físicamente, se supone, tienen sus facultades en desgaste.

Puede ser la época para estudiar lo que no pudo con anterioridad.

También hay una cosa extraordinaria que tienen los adultos mayores: el cúmulo de experiencias que pueden ofrecer a los más jóvenes.

La sociedad tiene muchas organizaciones de asistencia social en que es muy útil la experiencia de los mayores.

También dentro de las familias pueden ser los orientadores de los menores porque los menores siempre están interesados por lo que hizo el abuelo, la abuela o el tío.

Cada ser humano puede hacer de su vida un día a día de construcción para ser feliz ese día y no pasarla en mañana y mañana, en compra y compra y siempre el mismo deseo alcanzando muy poco.

MANOS A LA OBRA: PENSEMOS QUÉ ESTAMOS HACIENDO MAL.

MANOS A LA OBRA: ESTRUCTUREMOS NUESTRAS VIDAS Y SEAMOS FELICES HOY!

¡PODEMOS SER FELICES SEA LA ETAPA DE LA VIDA EN QUE ESTEMOS, PERO TIENE QUE SER HOY!

TEXTO PARA COLUMNISTA