Press "Enter" to skip to content

Breves internacionales

Relaciones Internacionales

La nueva diplomacia de El Salvador es totalmente distinta a la del anterior gobierno, todos aquellos que creemos en el sistema de libertades, gobiernos democráticos y progreso económico nos complace que el país haya ingresado formalmente al Grupo de Lima que en la actualidad es compuesto por una docena de países de las Américas que emite constantemente comunicados oficiales exigiendo el restablecimiento democrático de Venezuela, además es de prestar mucha atención cómo el nuevo gobierno se muestra cercano al gobierno estadounidense.

Las nuevas relaciones internacionales del país son más diversas y además transparentes, se carecía de tales características en los anteriores gobiernos, además se ha condenado la represión en Nicaragua y lo más reciente de lo sucedido en Colombia de que se presume el renacimiento de las FARC. El gobierno de turno, promueve la democracia y las libertades, esto es lógico con nuestro proceso democrático. Sumado a que, también se ha reiterado el compromiso de seguir fortaleciendo el proceso de la integración centroamericana con todos los retrocesos que se enfrenta en la actualidad.

Es magnífico que el gobierno salvadoreño haya renovado sus buenas relaciones con la administración norteamericana dado que es nuestro mayor socio comercial y político. El nuevo embajador estadounidense ya brindó sus primeras declaraciones y podemos augurar que tendremos mejores oportunidades de progreso en conjunto. No obstante, es de vigilar que se pueda mantener este buen curso de conductas novedosas para la política exterior salvadoreña que se percibe y se sabe en Centroamérica.

Centroamérica puede ser una región que se proyecte al futuro, con proyectos que de verdad puedan ser de beneficio para la ciudadanía, la política exterior de los gobernantes viene a ser un complemento a lo que se pretende realmente para el progreso de cualquier república, ojalá que nuestra región pueda mantener esta positiva dinámica de relaciones abiertas con el mundo, ojalá que sean desapegadas a ataduras anacrónicas que solo sirven para generar inseguridad e incertidumbre.

Guatemala es parte del Grupo de Lima, ve a El Salvador como un aliado estratégico para este tipo de decisiones y estos son los espacios que pueden propiciar que la política exterior centroamericana se vea fortalecida, que se vea unificada y no de carácter disperso.

Hay graves violaciones a los derechos humanos en Venezuela y Nicaragua, la región centroamericana no puede quedarse indiferente a lo que sucede en los hermanos países ya que todos los países de América tienen suscritos acuerdos interamericanos de protección de derechos humanos.

Concluyendo, llama mucho la atención que la CICIG en Guatemala ya ha finalizado en medio de un océano de críticas negativas y positivas, la MACCIH en Honduras sigue altamente cuestionada y en El Salvador desde el órgano ejecutivo se persiste con la idea de instalar con el apoyo de la OEA una CICIES que se desconoce a profundidad exactamente la composición y funciones de dicha comisión internacional. Ojalá que las relaciones internacionales del triángulo norte centroamericano no se vea de carácter ideológico y además, que comisiones internacionales no logren sobreponerse a la legalidad institucional local.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

%d bloggers like this: