Home > Columnas > Como bajar precios en las empresas sin reducir el margen de utilidad

Como bajar precios en las empresas sin reducir el margen de utilidad

Hablemos De Economía

Piensen la última vez que fueron a comprar, que importancia les dieron a los precios de la tienda.  La mayoría de nosotros intentamos ahorrar comprando lo más barato posible. Pero esto hace que las empresas ganen menos dinero.

En este particular caso analizaremos una empresa que ha sido capaz de poner precios más bajos que su competencia, ofreciendo buenos productos y ganando bastante dinero. ¿Cómo lo ha conseguido?

La estrategia fue la siguiente la empresa desde un principio estaba decidida a batir todos los precios de su competencia dando un 10% descuento en sus productos y si algún cliente encontraba un producto con menor precio que el que ellos tenían ellos le equiparaban su precio. Esto la empresa lo conseguiría por medio de un fondo de inversión con lo cual tendría el suficiente capital para exprimir a sus proveedores.

De hecho, la estrategia se basaba centrarse en los clientes más sensibles al precio. Ojo, pero la empresa no pone esos precios en todos sus productos con dicha rebaja, resulta que pone un precio estándar y otro para los miembros de su club.

Sin embargo, el precio estándar es mucho más caro de lo que suele costar el del precio del club. Hacerse miembro del club es sencillo, solo requiere pagar $ 5.00 más con lo que luego después tendrán que hacer una primera compra para desbloquear una tarjeta con lo que le permitirá acceder a los precios del club de los miembros durante un año y gozar de los beneficios de los precios bajos. A parte de que acumulan puntos por cada compra que hagan.  Sin embargo, acceder al estatus de miembro requiere dar datos personales, la razón es volverse a comunicar con los clientes para ofrecerle mejores ofertas y novedades.

Con toda esa estrategia la empresa consigue alargar el tiempo con el que un cliente se queda con ellos. Estos reciben una recompensa y les incitan a seguir  comprando por medio de las ofertas que les llegan a sus correos.

Esto hace que la empresa, se ahorre muchos costos en Marketing y así consigue ser más competitiva. Además, los clientes que pasen por su tienda y compran una vez comprarán más caro y esto les dejará a ellos obtener un margen más alto de utilidad a parte de dejar sus datos para enviarles ofertas y promociones.

Y si a todo esto le adjuntamos tener productos su marca propia con lo que no tiene que competir con nadie, la empresa sigue financiándose para seguir siendo más barata en sus líneas de productos.

También no es solo dar precios bajos y productos de calidad, esto implica también ofrecer toda una experiencia de compra a sus clientes. Para conseguir esto, el trato que les daba a sus empleados era muy importante. Con el tiempo la empresa creo una plataforma online para sus trabajadores donde podían registrarse, para saber los nuevos planes de la empresa y sus novedades. Por otro lado, los empleados podían hablar entre ellos como si se tratara de una red social de esta forma los empleados temporales que habían estado en la empresa anteriormente, podían mantener el contacto con sus compañeros y volver a la empresa en el futuro.

Por último, los empleados de la empresa, recibían una tarjeta especial con descuentos mayores para todos los productos de la tienda, además de algunas recompensas por su desempeño.

Esta plataforma, aumento grandemente la motivación de los trabajadores que se tradujo en un mejor servicio para sus clientes. A su vez los clientes contentos con el trato y la calidad precio por los productos recomendaban la tienda a otras personas, haciendo que más gente compraran los productos por marketing de boca oreja.

Esto hacía que los nuevos clientes, volvieran a recomendar la tienda. Razón por la cual su negocio ha venido evolucionando con el tiempo. Ahora han creado una red social para clientes, animándolos a que realicen sus compras con descuentos especiales.

Con dicha red social interna, los clientes comparten fotos, experiencias y aventuras donde utilizan los productos de la empresa.

Muchos ex trabajadores de la empresa, lo que recuerdan es que el trato con los clientes era fascinante.

Lo que nos enseña todo esto es que, si los trabajadores están motivados, estos les darán un buen trato a los clientes. Lo más difícil en una empresa es adquirir un cliente, retenerlo es mucho más sencillo. Es mucho menos costoso si se sabe invertir en las opciones más adecuadas para que los trabajadores se sientan cómodos en la empresa y mas motivados.

Otra lección importante a tomar en cuenta es que las empresas deben de crear su propia marca y formar con ellas una comunidad con sus clientes.

Por último, hemos visto que la empresa supo utilizar muy bien los sesgos psicológicos con el anclaje de sus precios que a las personas les cuesta mucho diferenciar o sea saber distinguir que es caro y que es barato. Si al precio se le facilita una pequeña información ese precio bajo tendrá un significado más importante para los clientes.

Otro aspecto interesante fue lo del costo hundido donde tienes que pagar $ 5.00 más por pertenecer a un club donde obtienes precios especiales y una membresía durante un año.

Esto lo que hace es que a los clientes les provoca, seguir comprando allí. Por eso es muy importante que las empresas tomen en cuenta los sesgos psicológicos y los apliquen en sus negocios.

De hecho, en la actualidad existen plantillas con dichos sesgos para que se puedan descargar de la red y poderlas utilizar en las empresas para con los clientes.

El factor precio no necesariamente, tiene que ser el de mayor peso a la hora de adquirir un producto. Lo que muchas veces refleja es la calidad del producto. Un precio bajo va asociado generalmente a un producto de baja calidad. Todo lo contrario, con lo que da entender un precio alto con los productos.

Creemos que los clientes que compran por precios, son clientes infieles que tarde o temprano por una pizca menor del precio del producto, se irá con la competencia.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: