Laguna de Ipala

En fin, la laguna de Ipala es un reto para la promoción del turismo ecológico que no se debe dejar en el olvido. Un lugar tan lindo y lleno de espiritualidad, que debe seguir siendo para sus pobladores un lugar de bienestar y para los turistas, sentir que se vive, aunque sea por un instante, en un pedacito de cielo en la tierra chiquimulteca.