Home > Columnas > Carta abierta al Señor Augusto Jordán Rodas Andrade

Carta abierta al Señor Augusto Jordán Rodas Andrade

Desde Mi Trinchera

Señor Jordán Rodas, esta misiva es dirigida a usted, de ciudadano a ciudadano y no como Comisionado de los Derechos Humanos, cargo que ostenta únicamente como adorno, ya que ese papel que le designa la Constitución Política de Guatemala le ha quedado tan corto, que prácticamente es una plaza vacante que la usurpa un mediocre activista político, con intereses particulares, muy lejos de promover el desarrollo en materia de derechos humanos a nivel nacional.

Intentare dirigirme a usted demostrando un respeto que no se merece, ya que usted mismo nos lo falto inmediatamente después que fue juramentado como Magistrado de Conciencia, el 20 de agosto de 2017, “conciencia” de la cual carece, “conciencia” que se le esconde en lo más oscuro de su ser, “conciencia” necesaria para actuar como un humano racional y no como un degenerado político oportunista. Queda claro que su elección como Procurador de los Derechos Humanos, fue el resultado de un juego estratégico de personajes y  sectores grises, interesados en consumar la toma del poder y la destrucción de nuestro legitimo Estado de Derecho; la manipulación y juego de nombres, la compra de voluntades, hizo que 131 diputados al Congreso de la República le colocaran en la solapa de su tacuche el botón de güizache y testaferro “legal” del non grato colombiano Iván Velásquez, y de colectivos de delincuentes al servicio de la izquierda mercantilista y organizada en una falsa y en nada representativa “sociedad civil”.

Yo soy un guatemalteco en el uso pleno de mis derechos constitucionales, mis generales de seguro son conocidas por usted, ya que he hecho uso de los recursos legales que nuestra Constitución Política nos otorga; por lo mismo mi persona junto a tres ciudadanos más, interpusimos una denuncia penal en su contra (MP001-2018-39157, Fiscalía De Sección De Derechos Humanos), el 2 de mayo de 2018, por haber incurrido en una continuidad de delitos, sin que hasta la fecha la Fiscalía De Derechos Humanos trabaje en el expediente abierto, haciendo parecer que esta misma Fiscalía respondiere a los intereses de usted señor Jordán Rodas, cosa que sería cuestión de asuntos internos del Ministerio Público hacer una investigación de las razones por las cuales la denuncia no tiene ningún movimiento por más de un año.

Usted señor Jordán Rodas, el día 8 de marzo del 2018 se burló de la fe cristiana, de la dignidad de las mujeres, al participar en la burla y blasfemia contra la Santísima Virgen María, de forma directa en la manifestación de la “Procesión de la poderosa vulva”, usted que ha promovido el asesinato al apoyar a grupos que promueven el aborto, violando nuestra Constitución ya que la misma protege la vida del ser humano desde su concepción, usted que ha servido de mandadero judicial de los intereses de un colombiano como Iván Velásquez, usted que antepuso los intereses de las nación para defender de oficio la permanencia ilegal de este personaje y de una comisión que violaron los derechos humanos de muchísimos guatemaltecos, una comisión y comisionado que aún debe vidas que se perdieron por su culpa, innumerables abusos y delitos que hasta hoy están cubiertos con un velo de impunidad, pero que estamos seguros que tarde o temprano la verdad llegara, la verdad verdadera no la que a base de mentiras han divulgado gente como usted y otras minorías más, para satisfacer y procurar sus intereses políticos e ideológicos .

Me da pena parecer una persona vulgar y sin valores ni educación, pero se me hace imposible, no decir que usted es peor que una rata de alcantarillado, que es un personaje descarado que nunca ha defendido los intereses ni los derechos humanos de las mayorías, usted quien en las elecciones generales pasadas no respeto el cargo que ostenta y fue visible el descaro con que apoyo y participo en actividades electorales al lado de miembros del Partido Político Unidad de la Esperanza (UNE), usted que fue cómplice de todas la anomalías y posibles delitos que hacen pensar que existió un fraude electoral en la elecciones pasadas, al mantener un intencional silencio y no exigir a las autoridades del TSE cuentas de sus actos, usted que no le importa la vida de muchos detenidos políticos, usted que se ha burlado de la libertad de los veteranos militares que sirvieron a la patria y que por lo mismo, sus amigos camaradas socialistas utilizan los juzgados para cobrar venganza política, ya que fueron derrotados militarmente, impidiendo tomar el poder por el comunismo, ahora pese a su avanzada edad están privados injustamente de su libertad, todo por la ambición y el negocio que se volvieron los resarcimientos que grupos de izquierda utilizan para engordar sus chequeras, grupos que gozan del respaldo de la Procuraduría de los Derechos Humanos, usted mismo fue parte de esos millonarios resarcimientos, ya que fue beneficiado y apoyado por la Fundación Mirna Mack para obtener una cantidad millonaria al lado de su familia, usted señor Jordán Rodas que ha permitido que la prisión preventiva se vuelva una tortura para muchos que probablemente resulten ser inocentes de la persecución selectiva efectuada por la desgraciada ex CICIG y el Ministerio Público en tiempo de la hoy prófuga de la justicia Thelma Aldana, usted que para emitir un comunicado de respaldo, apoyo y además accionar para que existan investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos, es necesario y requisito indispensable pertenecer a un colectivo de izquierda o a grupos de delincuentes como CODECA, CUC etc., usted que cuando las víctimas son ciudadanos honrados que se han defendido de criminales se hace de la vista gorda y los deja perdidos a su suerte, sin apoyo alguno, para usted Jordán Rodas  que la vida de un humano que viste de verde como lo es un soldado de nuestro Ejército de Guatemala, no vale nada, no le importa en lo más mínimo que sean asesinados de la forma más brutal y salvaje, solo por cumplir con sus deberes con la población, como fue el caso de la patrulla emboscada en Izabal, le cuento que esos soldados eran hijos de una madre, tenían esposa, tenían hijos y les fue arrebatada la vida, y a usted no lo miro pegando gritos al cielo o chillando como cuando expulsaron al colombiano Iván Velásquez, yo no lo vi corriendo al filo de la media noche a la Corte de Constitucionalidad con sus cuates magistrados, interponiendo amparos contra esos grupos de “civiles” que operan con total impunidad al servicio del narcotráfico y de ex comandantes guerrilleros terroristas.

¿Cómo puede atreverse a llamarse defensor de los derechos humanos, cuando no veo justificación alguna en tener a su servicio 5 asesores, que en total perciben Q 116,897.36 mensuales?, usted que vergonzosamente tiene un sueldo desproporcionado, usted que vive de viaje en viaje como si fuese un canciller o cantante en gira, ha gastado en viajes un total de Q75, 187.99, que usted sea originario del departamento de Quetzaltenango no justifica por razón alguna, que este departamento es el que más ha visitado, gastando para ello Q132,87.00 sólo en viáticos, sin incluir combustible, tampoco se puede dejar pasar por alto el nepotismo y el compadrazgo al otorgar plazas dentro de la PDH a sus amigos y camaradas ideológicos, como Cristel Rodenas Directora de la Unidad de Maltrato, hija de Nery Rodenas, de Dora Luvia Ruiz Méndez de Mata Vela, quien es esposa del Magistrado de la Corte de Constitucionalidad Francisco de Mata Vela (ahora podemos entender como resuelven de inmediato los amparos que usted Jordán Rodas interponen, a eso yo le llamo “tráfico de influencias”), entre otros personajes más. Así podría continuar escribiendo hojas y hojas de reclamos y señalamientos fundados, por utilizar la Procuraduría de los Derechos Humanos para cualquier cosa, menos para la cual fue creada.

Por las razones antes mencionadas y por muchas otras que no son de conocimiento público,  a usted le pido hoy, como estoy seguro que millones de guatemaltecos apoyan mi petición de que por dignidad RENUNCIE, en lugar de estar pidiendo Q143 millones para una PDH de la que se sirve usted y unos cuantos. Ya en una oportunidad en tan solo 3 días, más de 23 mil guatemaltecos plenamente identificados firmaron una petición que fue entregada al Congreso de la República pidiendo su destitución, le pido nuevamente…tenga vergüenza y RENUNCIE.

Nosotros como guatemaltecos, que amamos y honramos a nuestra querida Guatemala, le podemos jurar que no descansaremos hasta que esta tierra del quetzal tengan las autoridades que se merecen, y que funcionarios que no han cumplido con su deberes y han engañado a su pueblo sean separados de sus cargos y den la cara ante las responsabilidades legales que pudieron infringir al frente de los mismos.

Atentamente.

Noel A. Barillas Peláez

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: