Home > Columnas > La libertad de prensa por siempre

La libertad de prensa por siempre

///
Comments are Off

Relaciones Internacionales

Así como hay jefes de Estado, escritores, ciudadanos de la sociedad sin cargos rimbombantes que han ganado un premio Nobel de la Paz, teniendo una ceremonia por todo lo alto, así tambien los comunicadores y periodistas tienen un premio, el famoso y afanado pullitzer.

No, no voy a hablarles del premio por el momento, para eso hay tiempo; los comunicadores y periodistas tienen la labor imperiosa de informar bajo cualquier circunstancia: preguntar, analizar, cuestionar, debatir y argumentar de cualquier suceso que llame la atención para una mayoría o minoría ¡eso es así!.

Desde mi perspectiva que soy muy asiduo a la publicación de artículos de opinión en diferentes medios de comunicación soy consciente que nos debemos a las personas que son los clientes lectores de nuestras ideas y propuestas ya que el artículo debe ser por siempre propositivo y jamás un escrito sin propuestas que sólo se limita a la crítica malsana sin fundamentos que de eso se puede ver por docenas cada año, avergonzando al periodismo y comunicaciones.

La libertad de prensa no puede ser objeto de una bandera política de un determinado grupúsculo que busque beneficiarse de tales circunstancias, el periodismo y la apasionante labor de escribir exclusivamente le pertenece a los medios de comunicación y a la gente, al público lector. Escribir y opinar es algo sensacional sabiendo que se pueden tener críticas de todo tipo, burlas, acoso virtual en sus amplias variedades. La pasión de opinar y argumentar es necesario para toda república democrática y con principios libertarios.

La libertad de prensa es un derecho que todos los gobiernos en nuestro continente deben respetar pues sin el periodismo no puede haber desarrollo socioeconómico desde cualquier perspectiva que se le quiera ver; las noticias radiales, escritas y televisivas son una herramienta fundamental para poder mantener una cordialidad permanente con el público que ya considera a los medios de comunicación como un cuarto poder.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: