Press "Enter" to skip to content

Las máquinas inteligentes

Nueva Sociedad

En la producción industrial las máquinas industriales repiten mecánicamente una o varias actividades durante muchas horas. Los resultados son grandes cantidades de productos o bienes destinados al consumo masivo de personas. No cuentan con una instrucción (memoria) de respaldo o de apoyo para realizar estas actividades, en caso que tuviera alguna equivocación o problema. No están automatizadas. La única función programada es uno o varios movimientos para realizar la tarea diseñada. La mano de obra está integrada al proceso de producción con las habilidades requeridas para las funciones preestablecidas. El margen de error es minoritario, aunque significativo.  Con la revolución tecnológica todo el proceso se automatiza, las operaciones son simuladas o probadas antes para asegurar su funcionamiento. Se le introducen diseños en una computadora que es la que se encarga de controlar la máquina. Si se da alguna falla en el proceso, la computadora lo detecta al momento y da señales. Respecto a la mano de obra, ésta está siendo sustituida por robots, para la producción, organización, recolección y empaque de los productos. Si se da alguna falla los robots tienen la capacidad de superarla.

En este proceso se reduce el tiempo de trabajo, las máquinas pueden acabar en un hora lo que antes se hacía en una jornada diaria de 8 horas. Se eliminan los defectos y los accidentes laborales. Esta transformación se da gracias a numerosas aplicaciones informáticas para el análisis y el diseño en 3D que se hace, por computadora durante la preparación, el diseño o modelaje y el cálculo de la duración de la actividad productiva, y también para la conservación de los datos para mejoraras futuras y para perfeccionar el proceso. Los informáticos tratan de obtener formas para automatizar cada vez más hasta perfeccionar el proceso, recurriendo a nuevos modelos informáticos. Esto ha significado un cambio o una revolución para el capitalismo industrial. “La diferencia crucial entre una y otra situación la marcan el software, los sensores láser y la robótica”… Y en la ingeniería de la alta tecnología, para fabricar una pieza de metal, se diseñan, se prueban e incluso se manufacturan virtualmente los objetos. Todo el proceso está modelado de principio a fin. (Mason Paul, 2019)

El cambio que se da es que con estas novedades las máquinas pueden durar para siempre por los avances tecnológicos, el precio del trabajo puede llegar a eliminarse por la utilización de la memoria porque los programas se introducen al proceso productivo. El trabajo humano deja de ser un recuso permanente. Esto es lo que hace que el precio de los productos sean más bajos. Con el desarrollo de la economía informacional lo que ha ocurrido, ante esta tendencia, es el surgimiento de monopolios  de los precios practicado por Apple, Microsoft y Canon que  tratan de parar la gratuidad de los software o los bienes informacionales que tienen tan poco valor o precio. Para Mason esto debe a que “el auge de las máquinas y de la información gratuitas es una novedad”. Este info capitalismo se afianza como sistema y tiene que encontrar ocupación para millones de personas cuyos puestos de trabajo están siendo automatizados. El desempleo masivo puede hundir el consumo. Se necesitará una mercantilización masiva de la vida humana normal y corriente. Los nuevos puestos de trabajo serán creados para los Servicios Humanos como el cuidado de la salud, la enfermería, apoyo personal, cuidado de animales y trabajos creativos: belleza y cuidado personal, que son los que antes no se hacían laboralmente.

Pero para hacer realidad este modelo se tiene que expandir el trabajo colaborativo, suprimir o socializar los monopolios y debilitar las fuerzas del mercado restringiendo la actividad de los grandes círculos financieros, dando marcha a la austeridad e invirtiendo en energías verdes y promoviendo el empleo bien remunerado.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

Comments are closed.

%d bloggers like this: