Home > Salud > Aprende a liberar tu mente de las ataduras emocionales

Aprende a liberar tu mente de las ataduras emocionales

///
Comments are Off

Academia del Amor

No podemos negar que la codependencia o las ataduras emocionales son un tema bastante recurrente en la vida diaria de muchas personas, incluso, de alguna manera se ha normalizado o confundido con lo que nos han enseñado sobre el amor o la experiencia emocional, por lo cual no siempre tenemos claro cuándo se convierte en algo negativo.

De acuerdo a lo anterior, he decidido dedicar este artículo a dar un poco de claridad al tema y a la enseñanza de algunos tipos que pueden serte útiles si quieres aprender a liberar tu mente de las ataduras emocionales.

Soy Francisco Martins, coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor y hoy te hablaré de soltar esas ataduras mentales y dependientes.

Importancia de fortalecer la autoconfianza

Ojo a esto, como base de tu independencia emocional es fundamental trabajar en la autoconfianza, ¿por qué te lo digo? Sencillo, piensa en lo siguiente: si tu no confías en ti, ¿por qué los demás lo harían?

El ejemplo comienza desde la confianza que nosotros depositamos en nuestras capacidades, en reconocer que podemos hacer las cosas y en cómo nos esforzamos para conseguirlas, así que tu independencia, incluida la emocional, será proporcional al fortalecimiento que le des y en cómo reflejar seguridad te favorece.

Aceptar las cosas como son

Por si no lo sabías, la aceptación es una manera de hacer más llevaderos los cambios, eso sí, no quiere decir que se sea mediocre, al contrario, es avanzar a través de la comprensión de la realidad que acontece y tomar decisiones a partir de allí; eventualmente, esta actitud nos conducirá a la liberación de esos lazos emocionales que no nos permiten avanzar y nos generan apegos con respecto a los demás.

Soltar como acto de amor

Resulta que, a veces, nuestro apego y sentimiento de dependencia no nos permite ver más allá de las cosas, encadenándonos a ciertas situaciones; por ejemplo, cuando tu pareja se aleja y la relación se está terminando, pero hacemos de todo porque no llegue ese momento, sabiendo que igual pasará.

En estos casos solo atendemos a lo que creemos es nuestra necesidad y no al curso normal de las cosas y su aceptación, lo cual trae como resultado un sufrimiento. Por esta razón lo más sensato que puedes hacer, ante estas situaciones ineludibles, es aplicar la famosa frase: “el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”, mejor dicho, para este caso, dejar ir lo que se debe ir y seguir adelante.