Day

octubre 24, 2019

Ulises, el astuto, el sufridor, regresa a casa

La Ilíada es guerra: fragor de espadas, bronce, sangre, polvo. Es el poema épico de la sociedad militar aristocrática: canta la excelencia de héroes masculinos que cumplen el código de honor arcaico, basado en el orgullo, el coraje y la fuerza. La Odisea es aventura: fluidez de aguas, viajes, ninfas, sirenas. Es el poema épico de una sociedad más comercial, más móvil, más moderna: canta la excelencia de hombres y mujeres, aristócratas y plebeyos, a través de la astucia, la resiliencia y la elocuencia.

No nos engañemos: es una guerra

///
Comments are Off
No creo estar exagerando si afirmo que, ahora, nos encontramos en América en una situación parecida. El régimen de Maduro, sostenido por la dictadura comunista cubana, ha iniciado una ofensiva tratando de desestabilizar a los países democráticos de la región. Los recientes y brutales disturbios en Chile y Ecuador muestran con claridad que el dictador venezolano no se quedará de brazos cruzados y recurrirá a todos los medios posibles para sostenerse en el poder. No solo para mantenerse en la presidencia, sino para exportar su revolución y ampliar su esfera de influencia entre los países vecinos. Lo peor de todo es que lo está logrando.

Es tu culpa, Piñera

Y llegó Piñera. Tuvo mala suerte y, al no entender la libertad, no encontró la salida adecuada. Entre los errores chilenos está el no privatizar y desregular la empresa que explota el mayor recurso de Chile, el cobre, porque es la gallina de oro de los militares.

Cenando y analizando

Fuimos llamados a una nueva reunión de profesionales de diferentes categorías para analizar los cambios socio políticos y económicos del país. Uno de los presentes critico a algunos personajes que cada vez que hay cambio de gobierno, tratan de hacer mesas redondas, pagan para que se les entreviste en diferentes medios de comunicación otros llegan al extremo de ejercer el papel de comunicador invitando a entrevistar a personajes que solo en esta época post eleccionaria se ponen al sol como si fueran garrobos. Hay entrevistadores ridículos, entre alguno de ellos, que hoy opinan sobre los conflictos de nuestra nación dando cifras no veraces sobre la economía nacional, otros hablan de izquierda, de derecha y de centro ignorando realmente lo que sucede en Guatemala.