Home > Internacionales > Que pasa con la tasa de interés brasileña

Que pasa con la tasa de interés brasileña

///
Comments are Off

Pulso Económico

Por: Harion Camargo

El Comité Político Monetario Brasileño decidió, el miércoles 30 de octubre, bajar la tasa de interés básica de Brasil. Selic, como se llama, se redujo de 5.50% anual a 5%, lo que estaba en línea con las expectativas de la mayoría de los economistas. Este fue el tercer corte consecutivo de 50bps.

Para la próxima reunión, que pasará a principios de diciembre, el informe Focus del Banco Central, que mide las expectativas del mercado, apunta a otra tendencia de baja de 50 puntos básicos, que alcanza el 4.50% por año. Brasil solía mantener una tasa base anual de dos dígitos y desde 2016 ha optado por esta disminución, dejando los 14% hasta los niveles actuales, nunca antes experimentados por la nación, seguido de lo gráfico oficial de BC:

Estas acciones están vinculadas a los recientes cortes de tasas de interés por parte de la Fed en los Estados Unidos y la búsqueda de un mayor desarrollo y estímulo en la economía brasileña, pero el desafío del Banco Central en el futuro seguirá siendo controlar adecuadamente la relación de tasas de interés e inflación local.

Por lo general, frente a este movimiento, el mercado crediticio busca reajustar las tasas de préstamos y financiamientos, sin embargo no de manera brusca para el prestatario. Hay modalidades de préstamos disponibles en Brasil que todavía alcanzan una tasa mensual en medio de 10% y 12%, según informes del Banco Central (hasta octubre).

Alrededor de los productos de inversiones, las estrategias más conservadoras, como los Certificados de Depósito (Cedes), los Activos de la Deuda Federal y los ahorros, por ejemplo, terminan siguiendo el diseño de esta curva, lo que proporciona expectativas aún más bajas de rentabilidad en este nuevo escenario.

Delante de eso, los ciudadanos y los inversores extranjeros están buscando otras formas potenciales y particulares de ganancias, como el mercado bursátil interno, que tiene una expectativa positiva para los próximos meses.