Home > Columnas > Me duele Peronia

Me duele Peronia

Lugar Hermenéutico

La semana pasada circulo en las redes sociales un video con imágenes realmente dantescas, al principio pensé que se trataba de un montaje o de alguna película, sin embargo al escuchar el “ala gran” de quienes grababan, definitivamente no había pierde, se trataba de un video grabado desde el celular en las laderas de Ciudad Peronia.

Años antes fue el Cambray, Tajumulco y una larga lista de casos relacionados con deslizamientos, derrumbes, inundaciones, personas desaparecidas, dolor y muertes. Apenas la semana pasada en esta misma columna hablaba sobre lo ocurrido en el libramiento de Chimaltenango, las inundaciones en El Naranjo, cuando en esa misma semana un aguacero nos vuelva a recordar lo débil que somos ante la madre naturaleza.

Esta nueva tragedia ocurrida en las colonias Regalito de Dios y Nueva Esperanza en Ciudad Peronia de la zona 8 de Villa Nueva lleva a la fecha 8 casas derrumbadas y más de 100 en riesgo que puedan desplomarse, lo cual pone en riesgo a igual número de familias.

Semanas atrás diversos medios de comunicación alertaron sobre esta situación dado que los habitantes del lugar temían que los inmuebles cayeran al barranco de un momento a otro, lo cual ocurrió tan solo días después.

El lunes pude escuchar la entrevista que al respecto un medio radial hacía en vivo al alcalde de Villa Nueva, quién de la manera más fresca argumentaba que “él había salvado su responsabilidad toda vez se habían emitido las respectivas ordenes de desalojo e informado a la gente del riesgo y pues que miraran a donde se iban, si con algún familiar o alguien pero que ahí ya no podían seguir viviendo”, vaya consuelo para las familias afectadas.

Ese mismo lunes, el gobierno central decretaba estado de Calamidad Pública en Ciudad Peronia por los citados derrumbes, responsabilizando además a la municipalidad de Villa Nueva por no haber tomado las medidas que pudieron evitar esta emergencia, pues desde hace más de 15 años la CONRED viene advirtiendo del riesgo en la zona pero las diferentes autoridades del municipio han hecho caso omiso de ello.

Esperemos que el gobierno desarrolle en el corto plazo un proyecto de vivienda digna para el traslado de las familias damnificadas, así como las que están en riesgo en diversas zonas de la periferia de la ciudad.

A su vez debe recordarse que actualmente Guatemala esta entre los 20 países más vulnerables al cambio climático en el mundo, de acuerdo con el índice de riesgo climático realizado por la organización alemana German Watch, ello debe alertar a las diferentes autoridades, locales y nacionales, sobre la adaptación obligada a la cual este fenómeno nos esta sometiendo para tomar las respectivas medidas que permitan mejorar los niveles de resiliencia población.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: